Osos frenan a Green Bay

Chicago corta en cuatro cadena de triunfos de los Empacadores

Osos frenan a Green Bay
James Anderson (izq.), de los Osos, trata de detener al corredor Eddie Lacy, en acción del segundo período del encuentro de ayer.
Foto: EFE

GREEN BAY, Wisconsin (AP).— Los Osos de Chicago tienen una mejor póliza de seguro que Aaron Rodgers y los Empacadores de Green Bay.

Josh McCown, quien jugó como reemplazo del lesionado Jay Cutler, lanzó para dos touchdowns anoche y los Osos ganaron por 27-20 para terminar con una racha de seis derrotas ante sus rivales de la Conferencia Norte.

El revés también cortó la seguidilla de cuatro triunfos de Green Bay, pero la mayor preocupación era la salud de Rodgers, quien se lastimó el hombro izquierdo cuando fue derribado en las primeras jugadas por Shea MCClellin.

Rodgers realizó algunos lanzamientos de calentamiento con su relevo Seneca Wallace, pero después de ser examinado por el personal médico corrió a los vestidores de Green Bay y no fue visto de nuevo hasta la mitad del tercer cuarto.

Cuando regresó al campo vestido con pants, saludó a los aficionados con la mano derecha, en la que no tenía ninguna protección, pero siempre mantuvo su mano izquierda metida en el bolsillo.

La victoria de los Osos provocó un triple empate en el primer lugar de la Conferencia Norte con Green Bay y Detroit, todos con récord de 5-3.

El coach en jefe de los Texanos, Gary Kubiak, se encontraba ayer estable en un hospital tras ser internado de urgencia al desmayarse en el partido que Houston perdió el domingo 27-24 con Indianápolis.

El equipo, que lleva seis derrotas seguidas, no reveló cuál es el problema de salud de Kubiak, sólo indicó que no había sufrido un ataque cardiaco.

Kubiak se inclinó y cayó de rodillas en las 24 yardas. Fue rodeado de inmediato por el cuerpo médico del equipo y trasladado a un hospital.

Los Texanos dijeron que Kubiak estaba consciente con su familia a su lado cuando era trasladado al hospital.

“Tuvo una indisposición”, expresó el gerente general de Houston, Rick Martino, sin dar detalles. “Fue observado por varios especialistas. Está despierto y coherente”.

Un portavoz del Houston Methodist Hospital, Denny Angelle, dijo que cualquier información iba a ser suministrada por los Texanos.