Abren brecha a gran duelo

Nadal busca su primera corona en la Copa Masters; Djokovic va a defenderla

Abren brecha a gran duelo
Rafael Nadal da rienda suelta a su júbilo después de vencer a Ferrer.
Foto: AP

LONDRES (AP).— Rafael Nadal no es gran fanático de jugar bajo techo, pero cosechó el triunfo. Roger Federer nunca había caído en su primer partido de la Copa Masters desde 2009, cuando este torneo de élite se mudó en Londres.

Ahora, el suizo cayó. Muchas cosas nuevas están pasando en el certamen.

Nadal despachó ayer 6-3, 6-2 a su compatriota español David Ferrer, mientras que Federer vivió otro capítulo negativo en este año, al caer 6-4, 6-7 (2), 6-2 ante el serbio Novak Djokovic, campeón defensor.

Tal vez, el hecho de que a Nadal le desagrade jugar bajo techo es la razón por la que el “rey de la arcilla” ha ganado los cuatro torneos de Grand Slam y el oro olímpico, pero nunca levantó el trofeo de la Copa Masters.

“Me gusta el sol”, dijo Nadal sonriente cuando se le preguntó qué diferencia encuentra cuando juega bajo techo. “La forma en que se siente la pelota, la raqueta. Todas esas pequeñas cosas hacen que se sienta un poco extraño”.

En su búsqueda de ganar por primera vez en seis participaciones este torneo de fin de temporada, el primero del ranking mundial no se sintió raro al doblegar a Ferrer.

Nadal estuvo cerca de ganar el torneo en 2010 cuando perdió en la final contra Federer y no jugó el año pasado debido a una lesión en la rodilla que lo alejó de las canchas por siete meses antes de su exitoso regreso en febrero.

De sus 60 títulos, solo ha ganado uno bajo techo, pero dice que se siente cómodo en la Arena O2 y su fácil triunfo contra Ferrer, quien lo venció la semana pasada en semifinales del Masters de París, alienta su confianza para conquistar el torneo.

“Estoy contento, la cancha está en condiciones perfectas”, dijo Nadal. “Es un buen comienzo para mí, es positivo”.

Djokovic amplió a 18 su racha de triunfos consecutivos, luego de conquistar la semana pasada el Masters de París, que representó su sexto título de la temporada. En la semifinal, doblegó también a Federer.

Ahora, el serbio se aferra a la posibilidad de desbancar a Nadal del primer puesto del escalafón antes de que concluya el año. “Fue todo un desafío en lo físico. Hace apenas 48 horas, yo estaba jugando en París. Fue increíble vencer a Roger”, dijo.