Muere “La Quina” exlíder petrolero mexicano

Joaquín Hernández Galicia falleció a la edad de 91 años, en un hospital de Tampico
Muere “La Quina” exlíder petrolero mexicano
El exsindicalista fue detenido enero de 1989, pero logró su libertad en 1997.
Foto: EFE

México.- El exlíder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (SNTPRM) Joaquín Hernández Galicia, también conocido como “La Quina”, falleció este lunes en la ciudad de Tampico (noreste), informaron medios locales.

La muerte de “La Quina”, de 91 años, ocurrió alrededor de las 6:00 hora local, dos semanas después de ser internado en el hospital de la Beneficencia Española de Tampico.

Fuentes hospitalarias evitaron confirmar o desmentir la muerte de Hernández Galicia, que, sin embargo, hicieron pública sus familiares, en particular su hijo Joaquín Hernández Correa, a través de medios locales.

“La Quina” (1922-2013) fue durante varias décadas un sindicalista poderoso al frente de los trabajadores petroleros de México, pero el 10 de enero de 1989 el entonces presidente, Carlos Salinas de Gortari, ordenó su arresto en un hecho conocido como “El Quinazo” y considerado un acto paradigmático de represión política.

Aquella acción fue singular, además, porque fue consecuencia de una operación militar ordenada desde el Gobierno, que había comenzado apenas un mes antes, y en la que al parecer hubo numerosas irregularidades para sustentar los cargos en su contra.

Posteriormente Hernández Galicia fue juzgado bajo acusaciones de homicidio y tenencia ilícita de armas, y condenado a 35 años de prisión.

No obstante, en 1997 el máximo líder de los trabajadores de la empresa pública Petróleos Mexicanos (Pemex), un ferviente opositor a las políticas privatizadoras, se benefició de una amnistía y quedó libre, aunque jamás recuperó la prominencia e influencia que había tenido en el pasado.

En declaraciones a la emisora MVS, el historiador Lorenzo Meyer recordó que “La Quina” tuvo “la capacidad de gobernar la zona” de Tamaulipas (estado fronterizo con EEUU), donde vivía “como si fuera un señor feudal” de corte europeo o “de un cacique colonial” durante muchos años.

“Lo que hace caer a ‘La Quina’ es que se pasó de la raya”, ya que no apoyó a Carlos Salinas (1988-1994) a su llegada al poder tras unas elecciones muy cuestionadas y en las que se enfrentó a Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del expresidente Lázaro Cárdenas (1934-1940), quien nacionalizó la industria petrolera.

Tras la caída en desgracia de “La Quina”, la dirección del sindicato nacional petrolero fue asumida por Carlos Romero Deschamps, quien continúa hasta hoy en el cargo a pesar de las recurrentes denuncias púbicas que lo asocian con actos de corrupción.