Diana Fuentes, de Cuba para todo el continente

La cantautora cubana se lanza a la fama internacional con la invaluable ayuda del productor de Calle 13

Diana Fuentes lanzará el próximo año su nuevo álbum Planeta Planetario, producido por su actual pareja, Visitante, de Calle 13.
Diana Fuentes lanzará el próximo año su nuevo álbum Planeta Planetario, producido por su actual pareja, Visitante, de Calle 13.
Foto: Suministrada

OAKLAND.— De vez en cuando aparece en el horizonte musical una nueva promesa destinada al éxito y la fama internacional. A veces duran lo que un suspiro, culpa de modas pasajeras y caprichos de la industria, otras pocas veces perduran y se convierten en clásicos atemporales. La cubana Diana Fuentes tiene todos los ingredientes necesarios para acabar formando parte de la segunda categoría.

Dotada de una sublime belleza sin aditivos artificiales y una voz igualmente encantadora, la cantautora tiene además el talento y la experiencia en escenarios cardinales para lanzarse a competir en las grandes ligas de la música pop latina. Pero cuenta también con un factor extra que la posiciona cómodamente a la delantera del competitivo mundillo de cantantes pop femeninas, su actual pareja, quién también lleva el rol de productor en su nuevo disco, es nada más y nada menos que Eduardo Cabra Martínez, la mitad del exitoso dúo Calle 13.

Conocido también por el pseudónimo de Visitante, Eduardo es, además de medio hermano del vocalista René Pérez Joglar (también conocido como Residente), el cerebro detrás de la genial fusión de géneros musicales panamericanos de Calle 13, que revolucionó el mercado de la música latina durante la década pasada.

Cuba es un país repleto de talento musical, pero como es bien sabido, muy pocos representantes de la música joven cubana contemporánea tienen la oportunidad de mostrar su música afuera de la isla. Para Diana Fuentes el pasaporte a la fama internacional le llegó cuando conoció a Eduardo durante una visita de Calle 13 a la isla hace tres años. Desde hace dos años vive con él en Puerto Rico.

“Yo tengo una carrera en Cuba de más de diez años,” aclara la cantautora, dejando en claro que no es la cara bonita del momento ni el invento de laboratorio del productor musical de turno. Y es cierto, además de haber compartido escenario por muchos años con la reconocida banda de fusión afrocubana Síntesis y el cantautor Carlos Varela, Diana ya tuvo su exitoso debut solista en 2007, producido por Descemer Bueno, de Yerba Buena.

“Cuando me mudé para Puerto Rico fue un reto para mi vida, porque era comenzar con mi carrera de nuevo, en un lugar donde nunca había venido”, comenta Diana. Asimismo, asegura, la idea de grabar su segundo disco, el primero con distribución internacional, con la producción de Eduardo, no estaba en sus planes, surgió espontanea y orgánicamente. “Escribí unas cuatro canciones y se las enseñé a Eduardo, como quien se las enseña a un amigo. Le gustó lo que oyó y empezamos a trabajar en un álbum y en seis meses teníamos un disco completo”, recuerda la cubana. “La verdad que fue súper satisfactorio para nosotros”.

Doblemente notorio es este proyecto en la carrera del multi-instrumentista de Calle 13, ya que a pesar de su arrasador éxito como productor, esta es la primera vez que se anima a producir a otro artista. A su vez, esto le abrió a Diana las puertas a géneros musicales previamente inexplorados: “A veces hay cosas que las tienes tan cerca que no te das cuenta que las tienes ahí, géneros musicales de mi propio país en los que antes no me había fijado. Él rescató todas esas posibilidades. Es un disco que tiene esas riquezas autóctonas, folclóricas de mi país, pero muy actualizada y fusionada con tendencias del momento”.

Planeta Planetario es el título de este nuevo disco y estará disponible en Estados Unidos y toda Latinoamérica a partir de febrero de 2014, a través de Sony Music. El primer sencillo de difusión, “Será Sol”, es una versión de una canción de Carlos Varela y ya está ganándole fans en internet. “Es un disco bien interesante”, anticipa la cantante, “tiene elementos muy variados, desde dancehall jamaiquino, a tango argentino. Hay elementos de hip-hop y homenajes a las cantantes legendarias de boleros de mi país, como Omara Portuondo, Mirtha Medina, Elena Burke. Lo hicimos pensando en la cuestión mía como hispana”, y concluye: “Eduardo tiene un magistrado en eso”.