David vs. Goliath en final colegial de fútbol

El once de St. Francis de Brooklyn visita a la poderosa escuadra de Penn State

Guía de Regalos

David vs. Goliath en final colegial de fútbol
Equipo de Saint Francis, de Brooklyn, que mañana visitará al conjunto de Penn State, en la primera fase por el título de NCAA.
Foto: FOTOS PROPORCIONADAS

NUEVA YORK — Será una batalla entre David y Goliat. Nos referimos al enfrentamiento entre los conjuntos de St. Francis Brooklyn y Penn State en la primera ronda del campeonato de fútbol de la División I de la NCAA.

Saint Francis buscará hacer honor a su eslogan, de ‘Colegio pequeño con grandes sueños’ cuando visite mañana jueves, desde las 7:00 p.m., a los ‘Lions’ en el Jeffrey Stadium, en University Park, Pennsylvania.

Los ‘Terriers’ de St. Francis (12-5-1) ganaron el título de la Conferencia Noreste (NEC) el domingo, en tiempo extra, al imponerse 3-2 a Bryant University; en semifinales, el viernes, vencieron a Central Connecticut State, el equipo de mejor marca.

Ahora los muchachos sueñan con llegar lejos en la fase final del torneo de fútbol de la ‘National Collegiate Athletic Association’ (Asociación Nacional Atlética Colegial). Su primer reto es ante los ‘Lions’ de Penn State University (11-5-2), campeones del ‘Big Ten’.

El ganador viajará a California para el juego del domingo, contra UC de Santa Barbara (12-5-3).

El conjunto de Brooklyn cuenta con cuatro jugadores hispanos: el delantero caleño Kevin Correa (Jugador Más Valioso de la final de NEC); el mediocampista James Caicedo, nacido en Brooklyn de padres colombianos; y los defensores Riccardo Milano, de Caracas; y, Larry López.

Correa Quintero, que llegó a Nueva York cuando tenía 12 años, contó que llegó a St. Francis tras ser ‘descubierto’ jugando en las canchas del popular parque Flushing, en Queens. Dijo sentirse “feliz de tener el privilegio de jugar en el torneo NCAA, que es lo que todos en la universidad queremos”.

Sin embargo, el delantero dijo que su equipo está con los pies sobre la tierra porque saben que enfrentan a un rival fuerte, pero al que pueden ganar, si se mantienen enfocados, juegan en conjunto, mantienen la calma y el balón.

“El nombre juega mucho”, dijo el joven ariete sobre Penn State, “pero nosotros estamos confiados de que podemos ganar”.

“El equipo está muy unido, hacemos muchos goles y somos una familia”, dijo Caicedo, que cursa el último año de su carrera en Administración de Negocios.

Tom Giovatto, en su séptimo año como entrenador del equipo de fútbol de varones, dijo estar muy emocionado de haber llegado a la ronda decisiva porque “los muchachos se lo merecen, jugaron fuerte durante todo el año”.

“Esto es lo que querían desde el primer día, así que es fácil mantenerlos enfocados”, indicó Giovatto, resaltando que no existe presión en sus pupilos.

“Nosotros no estamos supuestos a ganar, sobretodo considerando que Penn State es un gran nombre, que tiene una gran historia en cuanto a fútbol, pero les digo ‘cada año es diferente’. El nombre es el nombre, si jugamos bien, veremos lo que pasa”, agregó.

El entrenador señaló que la clave para salir victoriosos será mantener la posesión del balón y marcar cuando se tenga la oportunidad.