Manny llama a la calma

Roach y Ariza 'calientan' con pleito de esquinas la pelea en Macau

Manny llama a la calma
Freddie Roach es detenido para evitar males mayores.
Foto: FOTO: CHRIS FARINA - TOP RANK

MACAU, China (AP).— Manny Pacquiao pidió a su equipo y al de Brandon Ríos centrarse en la pelea y olvidar viejas rencillas, tras el pleito protagonizado por Freddie Roach y Alex Ariza, un miembro del grupo de Ríos que anteriormente trabajó con Roach.

“Dejen que todo se decida en el cuadrilátero'”, señaló.

“No hablen más antes de la pelea, porque no es un buen ejemplo para la gente. Si alguien tiene una rencilla con alguien, que lo perdone como Dios perdona. No es algo personal, es nuestro trabajo, entretener a la gente”‘, dijo Pacquiao, quien el sábado se mide al “Bam Bam” en la CotaiArena del Hotel Venetian.

Ariza dijo que no cree que los comentarios de Pacquiao estén dirigidos a él, y las horas que pasaron entre el altercado por la mañana, y la conferencia de prensa por la noche, no habían cambiado su sentir hacia Roach.

“Me responsabilizo totalmente por lo que hice. Sé lo que hice y lo que dije. No me retracto, fue algo que pasó en la pasión del momento”, comentó Ariza a la AP.

Ayer, Roach se acercó al entrenador de Ríos, Robert García, en el gimnasio que ambos grupos comparten en la sede del pleito, y le dijo que tenían que irse porque se habían pasado de su tiempo.

Un video del incidente muestra una acalorada discusión antes que Roach fuera pateado por Alex Ariza, un miembro del grupo de Ríos que anteriormente trabajó con el preparador de Pacquiao.

Roach pidió a la seguridad del lugar que llamara a la Policía, e inicialmente quería radicar una querella contra Ariza.

Sin embargo, Bob Arum, director ejecutivo de la empresa promotora Top Rank, lo convenció para que no lo hiciera, temiendo que la situación afectara el combate del sábado por el título welter de la OMB.

“`Quién sabe qué pasa en Macau si presentas una querella. Todos podrían ser arrestados, no sabemos nada sobre el sistema legal de aquí”, expresó Arum, quien está asqueado por el incidente.

“Esta publicidad no es buena para el deporte”, sentenció el directivo.