Mensaje fatal contra mujeres

Los cadáveres de dos de ellas son colgados de puente en Zacatecas
Mensaje fatal contra mujeres
Organizaciones de Chihuahua, que velan por la seguridad y justicia femeninas, conmemoraron el Día de la No Violencia contra la Mujer en Ciudad Juárez.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO.— La lucha por la igualdad de género recibió un golpe bajo en el estado central de Zacatecas donde dos mujeres fueron asesinadas y colgadas de un puente como una burla al duro camino por esta lucha, que se apoya en celebraciones como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género.

Los agentes de investigación bajaron los cuerpos sin vida en una transitada avenida de la ciudad de Fresnillo justo cuando en la capital mexicana se confirmaba el oscuro panorama del que no escapa ningún estado del país.

A nivel nacional, seis de cada 10 mujeres de 15 años o más han sufrido algún tipo de agresión por parte de su pareja, llámese novio, amante, concubino, esposo, amigo con derechos y también desconocidos, de acuerdo con la estadística oficial del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.

Los ataques incluyen golpes físicos con puños, patadas y objetos, pero los más persistentes son psicológicos: humillaciones verbales, menosprecios, encierros, persecuciones y amenazas; ya con quitarle a los hijos, ya con abandonarlas.

“La violencia contra las mujeres es una muestra palpable del altísimo nivel de discriminación, falta de oportunidades y del abuso de poder que hay en esta sociedad”, dijo la diputada Malú Micher, de la Comisión de Igualdad de Género.

No fue hasta 2011 cuando en México se tipifico el feminicidio cuando el número de asesinatos alcanzó el promedio de cinco al día. Un año después la cifra se elevó a seis, según un informe de la ONU que concluyó que la impunidad es la principal causa.

En Zacatecas, el procurador de Justicia del estado prometió indagar la autoría de la muerte y exhibición de las dos muchachas que ensombrecieron en una fecha simbólica los escasos logros de género que a marchas forzadas empuja el país.