Una cena de Thanksgiving triste y solidaria contra las deportaciones en Houston

La familia de un inmigrante que se encuentra en proceso de deportación celebró su cena de Acción de Gracias con sopa de fideo en el exterior del Centro de Detención de Houston para protestar contra la separación de familias
Una cena de Thanksgiving triste y solidaria contra las deportaciones en Houston
La familia de Israel Méndez realizó una cena de Acción de Gracias con sopa de fideo afuera del Centro de Detención de Inmigración de Houston, donde Méndez se encuentra detenido.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Mientras que miles de familias disfrutaban el jueves por la mañana del Desfile de Acción de Gracias, la familia de Israel Méndez Torres se dirigía al Centro de Detención de Inmigración de Houston con una mesa portátil y sillas de plástico para preparar una cena de Acción de Gracias.

La esposa de Méndez y sus tres hijos llegaron al Centro de Detención e instalaron la mesa y las sillas en el exterior del inmueble donde se encuentran detenidos cientos de inmigrantes que se encuentran en proceso de deportación, incluyendo Méndez.

“Esto es lo más cerca que podemos estar de él (Israel Méndez) para el Día del Acción de Gracias y vamos a comer lo mismo que mi esposo va comer hoy, una sopa Maruchan (sopa de fideo)”, dijo Silvia Méndez, esposa de Israel. Él lleva un mes detenido en el Centro de Detención de Inmigración de Houston.

Méndez se encuentra en proceso de deportación e incluso el martes 26 de noviembre ya estaba a punto de ser trasladado en un autobús para culminar su salida del país pero la presión que han ejercido varios activistas, grupos cívicos y funcionarios se le regresó al Centro de Detención.

“Esta persona no es un criminal, es un padre de familia trabajador que lleva 24 años en este país y su familia no merece ser separada”, dijo Martina Grifaldo, directora de la Alianza Mexicana.

Durante la cena con sopa activistas pidieron un alto a la separación de familias y con un silla vacía donde debería estar Méndez señalaron que “las deportaciones son crueles e injustas”.

La congresista Sheila Jackson-Lee de Houston está apoyando a la familia Méndez en su lucha por frenar la deportación del inmigrante originario de la Ciudad de México.

Méndez fue arrestado por tratar de tramitar una licencia para poder trabajar. Su situación se complicó aun más cuando la abogada que contrató la familia para ayudarlos con el caso le aconsejó a Méndez que firmara el documento de deportación voluntaria.

“Este caso es uno de tantos donde abogados ineptos perjudican a personas. Le pedimos a la comunidad que tenga mucho cuidado cuando confían en un abogado porque algunos no saben lo que están haciendo y complican más el problema”, agregó Grifaldo.

La familia de Méndez no será la única que esta noche tendrá una silla vacía en la mesa de miles de familias han sido separadas por deportaciones alrededor del país y miles más serán separadas en los próximos días.