Activistas parten de Arizona para pedir reforma migratoria

Representantes de varias organizaciones a favor de la reforma migratoria partieron de Arizona hacia Washington DC
Activistas parten de Arizona para pedir reforma migratoria
Durante el último mes este grupo de voluntarios ha viajado unas 6,000 millas a través de la nación y han participando en diferentes vigilias y rezos por la reforma migratoria.
Foto: Archivo / EFE

PHOENIX, Arizona.- Un grupo de 50 representantes de diversas organizaciones, líderes religiosos y voluntarios, partieron hoy desde Phoenix con el propósito de unirse al movimiento a favor de una reforma migratoria que se desarrolla en Washington D.C.

Ian Danley, encargado de la campaña de ciudadanía de la Coalición del Acta Sueño en Arizona dijo a Efe que la caravana llegará este lunes a la capital del país y planean permanecer ahí hasta el final de la sesión.

Durante el último mes, este grupo de voluntarios ha viajado unas 6 mil millas a través de la nación durante un periplo en el que han participando en diferentes vigilias y rezos para que el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, acepte llevar a votación el proyecto de reforma migratora antes de fin de año.

“En las últimas cinco semanas hemos llevado a cabo vigilias en las oficinas de Boehner en Washington D.C y Ohio, pidiéndole un voto”, manifestó Danley.

El grupo que hoy partió de Arizona estuvo integrado por líderes comunitarios, laborales y religiosos provenientes de estados como Massachusetts, Indiana, Pennsylvania, New York y Florida.

“Nuestra comunidad ya no puede esperar más y haremos todo lo que esté en nuestro poder para impulsar un voto, creemos que todavía hay esperanza, que todavía hay tiempo para lograrlo”, enfatizó el activista.

El grupo, que planea llevar a cabo más vigilias y tratarán de reunirse con el mismo Boehner, se unirá al esfuerzo pro inmigrante que llevan a cabo otras organizaciones a nivel nacional.

Desde hace 18 días, el movimiento “Ayuno por las Familias” se ha aposentado en los jardines cercanos al Capitolio y se ha mantenido allí sin probar alimento como medida de presión para que la Cámara de Representantes desbloquee el camino hacia una reforma migratoria que regularice a 11 millones de indocumentados.

Los activistas recibieron ayer la visita del presidente, Barack Obama, y de su esposa, Michelle Obama, quienes mantuvieron un encuentro de casi media hora con los miembros de este grupo.