Días de remembranzas

En el campo internacional Peña Nieto ha hecho un buen papel
Días de remembranzas
El presidente de México, Enrique Peña Nieto cumple un año en el poder el domingo 1 de diciembre.
Foto: AP

Burbujas

Vivimos días de remembranzas importantes, como el cincuentenario del asesinato de Kennedy, y de esperanzas de un futuro menos tenso, tanto por el “casi” acuerdo de Obama con Irán para terminar con la ambición de ese país de tener una bomba atómica, como por la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climatológico en Varsovia, y el fin del primer año de gobierno de Peña Nieto en México.

López Dóriga en su noticiero de la televisión de Mexico (22/11) exhibió las publicaciones de odio que circularon en Dallas ese 22 de noviembre de 1963 en contra de Kennedy, patrocinadas, supongo, por los del “partido del té” de entonces.

Las ofensas que los miembros de un partido hacen a los del otro son muestras de inmadurez política y de complejo de inferioridad. Insultar empequeñece…

En Varsovia se analizaron los cambios climáticos que aquí negamos por ideologías políticas.

Resulta que mientras hay quienes aceptan que los cambios se pueden deber a la contaminación atmosférica causada por las incontroladas emisiones de gases o partículas de carbón de los países industrializados, otros lo refutan.

El que exista, o no, un cambio en el clima causado por nosotros no puede ser definido por la ideología política de un partido sino por métodos técnico científicos imparciales; actualmente se esta estudiando si existe, y a que nivel, correlación entre las emanaciones contaminantes y la seriedad de los cambios.

En la reunión en Varsovia, Filipinas demandó una indemnización de los países industrializados por los daños que causo el tifón cuya fuerza ellos atribuyen a la contaminación atmosférica.

Alemania y otros países aceptaron contribuir a un fondo especial. No sé si por sentir responsabilidad o por solidaridad humanitaria. Los Estados Unidos y China se abstuvieron.

La administración priista de México cumple un año de haber vuelto al poder tras doce decepcionantes años del PAN del que, por haber sido un gran partido de oposición, se esperaba mas.

Y no …

Fox, que en sus seis años pudo haber transformado al país se perdió en superficialidades.

Calderón, hombre honesto, tras su elección dudosa se apoyó en las fuerzas armadas y se lanzó a una guerra contra el crimen organizado y no lo derrotó, lo atomizó.

Con el precario sistema electoral de México, Peña Nieto, ganando bien, llegó a la presidencia, pero representando solo una fracción del electorado mexicano. Y él, como todos los presidentes de México donde no hay reelección, en su primer año de los seis, tuvo su luna de miel política.

El presidente Peña Nieto la aprovechó al máximo y gastó gran parte de su capital político en lograr aprobación del Congreso de varias de sus iniciativas, según fuera necesario, aliándose con el PAN o el PRD.

En esa forma logró la reforma fiscal, que no satisface a muchos y tiene errores que perjudican al México de la frontera.

También logró la reforma educativa, indispensable para mejorar el futuro del país pero topó con la rebelión de los maestros que organizaron plantones de protesta que aun duran, desorganizando la educación del país y dejando a millones de niños sin clases.

La indebida tolerancia gubernamental del desorden magisterial desarticuló a la ciudad de México y perjudico a miles de viajeros al bloquear los maestros importantes carreteras del país.

Ahora quedan por discutirse las dos iniciativas más importantes: la reforma política y la reforma Constitucional para el manejo de los energéticos. Al parecer han sido aprobadas por las comisiones para ir al piso de las cámaras y dado a que el periodo de sesiones termina en unos días se van a quedar para ser discutidas el año próximo, cuando la luna de miel política será cosa del pasado.

La legislación sobre la reforma de energéticos no dudo se hará mas difícil porque Cuauhtémoc Cárdenas vuelve a presidir el PRD y ha declarado que se opone a ella.

Para entender su oposición hay que desempolvar un poco de historia. En síntesis: En 1938 las empresas petroleras extranjeras, inglesas y estadounidenses, tuvieron un conflicto laboral que fue ascendiendo por los tribunales hasta llegar a la Suprema Corte de Justicia de México. Esta emitió un laudo que favorecía a los trabajadores. Las empresas, en rebeldía, se negaron a aceptar esa decisión.

Eso colocó al gobierno federal mexicano en una posición difícil y Lázaro Cárdenas (padre de Cuauhtémoc) optó por expropiar las empresas pese al riesgo de una intervención militar, que por menos de eso, había padecido México con anterioridad. Pero dada la inminencia de la guerra de Hitler se dejó la intervención a un lado y Lázaro Cárdenas logró hacer cambios constitucionales, y le dio carácter patriótico, para asegurar el control futuro de México sobre sus hidrocarburos.

No creo que ese control vaya a perderse, pero Peña Nieto va a buscar la participación de capitales extranjeros en ciertas áreas que urge desarrollar.

En el campo internacional Peña Nieto ha hecho un buen papel.

Una nota final de felicitación al gobernador de Oaxaca. Sus maestros dejaron a miles de niños sin escuela desde agosto. En ese lapso los padres contrataron maestros de otra sección del mismo sindicato para que no perdieran más clases. Ahora ese genial gobernador declaró que los estudios de esos niños no son reconocidos por haber sido impartidos por maestros de una sección sindical no aprobada por su desgobierno.

¿Y los niños que?