Latina hace historia en Detroit

En enero asume el cargo como primera concejal hispana de esta ciudad

Latina hace historia en Detroit
Raquel Castañeda-López, la primera latina en la historia de Detroit, Michigan, en ocupar un escaño en el Concejo Municipal.
Foto: Suminstrada

HOUSTON, Tx.— En enero próximo, cuando Raquel Castañeda-López asuma el puesto de concejal en la Ciudad de Detroit hará historia: se convertirá en la primera hispana en ocupar un cargo de este calibre en la ciudad.

Aunque se apura en decir que no ganó por ser latina, Castañeda-López se siente orgullosa de ocupar este rol que se ganó, dice, invirtiendo toda su energía que le dan sus 32 años para recorrer puerta a puerta todo el Distrito 6 en dos ocasiones durante su campaña. Una meta ambiciosa considerando que la zona tiene una población de 106,407 habitantes con un porcentaje de participación electoral de solo el 11%. El esfuerzo dio frutos y ganó con un 57% de los votos.

Para celebrar nada mejor que juntarse con sus adherentes, familiares y amigos en la Taquería El Nacimiento.

Castañeda-López ha vivido siempre en el área que concentra la mayor cantidad de población hispana en la urbe. Sus padres son de origen mexicano y aunque ella nació y fue criada en Detroit, su familia se ha mantenido inmersa en la comunidad.

Castañeda-López es trabajadora social de profesión. Se ha involucrado en diversas organizaciones comunitarias y en 2008 dirigió la campaña de la representante estatal Rashida Tlaib.

“Mi motivación para presentarme no fue ser latina, nunca cruzó por mi cabeza el hecho de que sería la primera hispana en ocupar un puesto como este. Es por eso que cuando comencé mi campaña no tenía necesariamente una estrategia basada en la comunidad hispana o para usar mi identidad latina”, cuenta.

“En la comunidad hispana no tenemos una buena participación en las elecciones, por lo que también trabajé en registrar votantes. Le hablaba en español a la gente y los alentaba a votar. No creo que ser latina me haya ayudado en la elección, [aunque] quizás hasta cierto punto la gente se identificó más conmigo por ser hispana y ser mujer”, asegura.

Esta semana el juez federal Steven Rhodes determinó que la metrópoli cumple con los requisitos para deshacerse de su deuda, en la mayor bancarrota pública en la historia de Estados Unidos. Ante esto Castañeda-López ve obstáculos, pero también oportunidades.

“Detroit tiene muchas dificultades, es una ciudad en transición, pero lo que me di cuenta visitando casa por casa es de que la ciudad está llena de gente positiva, luchadores que no se han rendido. Para mi ser un ciudadano de Detroit significa que eres un luchador, un sobreviviente”, dice.

Esta hispana enfatiza que su trabajo se enfocará en mejorar los vecindarios. Para ello trae ideas nuevas como tener una oficina ambulante que le permita estar conectada con las inquietudes de la gente.

La ciudad, dice, todavía tiene muchas diferencias raciales que superar. “Es por eso que creo que si haces campaña basada solo en la plataforma hispana entonces incrementas esas divisiones. Por el otro lado yo hablo español conozco la cultura. Es un tremendo honor ser la primera latina en servir a la ciudad, es una gran oportunidad”, comenta.

En el Distrito 6 de Detroit más de 41,328 habitantes son hispanos, 41,580 afroamericanos y 19,369 blancos. La ciudad se ha visto envuelta en serios problemas financieros que la llevaron a declararse en bancarrota este año.

“La ciudad necesita cambios también en el área de inmigración, ayudar más a la comunidad inmigrante a integrarse. También hay problemas a nivel local con el Servicio de Control de Inmigración que va afuera de las escuelas a pedir documentos a la gente”, explica.

En detalle:

La ciudad de Detroit, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, es la más grande del estado de Michigan. También es una de las que ha vivido los peores problemas financieros y una fuerte división racial.

Cerca del

90%

de los habitantes son afroamericanos

7%

de la población son hispanos.

3%

son blancos o gente de otro origen racial.