México, ‘un rival fastidioso’

Felipao dice que el Tri es difícil y siempre juega bien contra Brasil
México, ‘un  rival fastidioso’
Luis Felipe Scolari, estretaga de Brasil, considera que como otras veces México los puede complicar en su encuentro en el Mundial.
Foto: AP

RÍO DE JANEIRO (EFE).— El técnico de la selección brasileña, Luiz Felipe Scolari, aseguró que enfrentar a México en la ronda de grupos del Mundial no será cómodo, pues el cuadro azteca siempre se crece ante ellos, lo cual le ha traído inconvenientes e a Brasil.

“México sigue siendo aquel adversario fastidioso para nosotros y lo peor es que tiene aquel mito de jugar siempre bien contra Brasil”, afirmó.

Scolari no quiere ver a Chile ni en pintura, y para muestra dijo que si Brasil se clasifica a los Octavos de final del Mundial de 2014 prefiere tener como rivales a España o a Holanda, actuales campeón y subcampeón mundial, antes que a los sudamericanos.

“Ojalá que Chile no se clasifique. Prefiero cualquier otro. Es muy fastidioso enfrentarse a Chile. Se trata de un equipo bien organizado, inteligente, que tiene un buen conjunto y un sistema que no se encaja al nuestro. Es mejor jugar con un europeo”, aseguró Scolari en entrevista al programa de televisión Deporte Espectacular.

Como miembro del Grupo A del Mundial junto a México, Croacia y Camerún, Brasil, en caso de que avance a Octavos de final, tendrá que medirse al primero o al segundo del Grupo B, que forman España, Holanda, Chile y Australia.

Pese a que la prensa considera que Brasil tendrá una “final anticipada” en octavos, en caso de que tenga que medirse a España o a Holanda, el seleccionador brasileño considera a Chile un adversario más peligrosom, de más riesgo en una etapa eliminatoria.

Scolari dijo igualmente que le gustaría enfrentarse a otros campeones mundiales durante la Copa de Brasil 2014 para darle mayor valor a la posible conquista del título en casa.

“Sería espectacular si llegamos a ser campeones mundiales en Brasil tras enfrentarnos a cuatro o cinco campeones mundiales en el camino. Seríamos como los campeones de los campeones. Si tiene que ser así, que sea”, dijo el entrenador.

El seleccionador, sin embargo, admitió que preferiría evitar un enfrentamiento con uno de esos campeones, Uruguay, que fue el verdugo de Brasil en la final del Mundial de 1950. “Estamos listos para lo que sea. Tan sólo no quiero a Uruguay”, dijo.