Lucha contra la disparidad de vida en LA

Buscan crear un fideicomiso que lleve fondos y servicios a barrios pobres

Lucha contra la disparidad de vida en LA
Trabajadores médicos anunciaron una campaña para luchar contra la disparidad de vida en el condado de Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Ciro César

Valerie Villafañe tiene 17 años de edad y estudia en la preparatoria August F. Hawkins del Sur de Los Ángeles.

Según las estadísticas del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles, ella vivirá 9 años menos que otra joven de su misma edad en Bel Air o Brentwood, solo por el simple hecho de que vive en esta zona de la ciudad.

Jim Mangia, director ejecutivo de la red de clínicas comunitarias St. John’s Well Child and Family Center, y un grupo de coaliciones comunitarias y el sindicato Internacional de Trabajadores de Servicio (SEIU) lideran un propuesta que pretende eliminar esta disparidad adjudicando dinero proveniente de los hospitales a un fideicomiso.

“Según la ley de California, los hospitales deben utilizar por lo menos un 1% de sus ganancias en programas de beneficio comunitario y no lo están haciendo. Lo que nosotros estamos exigiendo es que cumplan con la ley”, dijo Mangia.

Con este dinero proveniente de los hospitales se crearía un “Community Trust” (fedeicomiso comunitario) para ayudar a nivelar las disparidades.

Las personas residentes en estos distritos pobres serían las encargadas de decidir en qué se invertiría el dinero, como por ejemplo clínicas comunitarias, creación de parques o financiamiento de guarderías infantiles.

“El barrio a donde se vive, no debería de ser un determinante en cuántos años se vive, ni la calidad de vida… le estamos pidiendo a los hospitales que contribuyan, que hagan lo correcto”, dijo Dave Regan, presidente de SEIU.

Regan agregó que en muchas comunidades del sur y del este de Los Ángeles, las personas viven en condiciones de tercer mundo.

“Tenemos los recursos. Esta es una de las ciudades más ricas del mundo. La creación de un fedeicomiso garantizaría el bienestar de todos los residentes”, agregó Regan.

Para Valerie, lo más importante es la salud de su familia y ella misma se pregunta ¿por qué muchos miembros de su familia no tienen acceso a servicios médicos? y ¿Por qué ella está condenada a vivir menos que otras personas?

“Nosotros no tenemos parques cerca y lo que vemos cuando caminamos por las calles son restaurantes de comida rápida ¿Por qué tiene que ser así?”, cuestionó.

La coalición de organizaciones comunitarias trabaja en la elaboración de una propuesta que sería presentada a la Junta de Supervisores del condado.