Protestan en centro de detención de ICE de El Paso

Alegan 'detención prolongada' de quienes solicitan asilo

Las fianzas que ICE da -o se niega a dar- a migrantes detenidos, deberían estar relacionadas a la situación de cada individuo, pero las cifras señalan que hay otras determinantes más poderosas

Las fianzas que ICE da -o se niega a dar- a migrantes detenidos, deberían estar relacionadas a la situación de cada individuo, pero las cifras señalan que hay otras determinantes más poderosas  Crédito: Archivo / AP

Activistas protestaron este martes dentro y fuera del centro de detención para migrantes de El Paso, Texas, en el que, alegaron, no se están cumpliendo con transparencia las directivas superiores de liberar a los solicitantes de asilo que no constituyan una amenaza para la comunidad.

Al mediodía, Santiago García, de 23 años, un activista de la Alianza Nacional de Jóvenes Indocumentados (NIYA) infiltrado en El Paso Processing Center (EPPC), se trepó a una mesa en el comedor del lugar y comenzó a hablar a sus compañeros y a denunciar que muchos de ellos llevan semanas y hasta meses de esperar una respuesta a su solicitud de parole o liberación, luego que tuvieran aprobadas sus primeras entrevistas de asilo.

Unos 100 detenidos acompañaron la protesta aplaudiendo y gritando y unos cuantos se unieron montándose en la mesa luego que guardias bajaron a García, contaron varios detenidos quienes se reportaron telefónicamente desde el interior del centro con La Opinión luego de la actividad.

“Santiago se subió a la mesa y empezó a gritar a la gente que hicieran valer sus derechos”, contó Marciel Escárcega Rubio, de 19 años, un mexicano detenido también en el lugar. “Otros más nos íbamos a sentar en el piso pero los agentes nos levantaron y no nos dejaron”.

Varios detenidos reportaron que García y entre tres y cuatro otros detenidos fueron llevados por los agentes del lugar y que no los habían vuelto a ver en las barracas. “Seguramente los llevaron a la LOBA, que es como llamamos aquí a la celda de aislamiento”, dijo Ignacio Salas, de 22 años, quien también habló desde dentro del centro de detención.

Varios detenidos reportaron que han pedido asilo y que una vez que les aprobaron su primera entrevista (de “miedo creíble”) se supone que en cuestión de pocos días tenían que considerarlos automáticamente para libertad condicional. “Yo pasé la entrevista y luego le entregué al deportador personalmente los documentos que piden para el parole. De eso hace quince días. Pero aquí hay gente que se queja de que tienen meses así”.

En las afueras de EPPC, activistas de NIYA y abogados de El Paso también denunciaron los retrasos y contaron casos de clientes que tienen meses esperando el parole a pesar de que un memo de ICE que data de finales de 2009 señala que debe usarse “el sentido común” para liberar a solicitantes de asilo que han cumplido con ciertos requisitos.

Unos 20 abogados y dos organizaciones locales enviaron una carta detallando varios casos de este tipo de detención prolongada al director local de ICE en El Paso, Frances M. Jackson.

Leticia Zamarripa, portavoz de ICE en El Paso, respondió a La Opinión por medio de un correo electrónico indicando que “lo que argumenta NIYA no es correcto”.

Añadió que “sin conocer los casos y las historias criminales de los detenidos, NIYA no puede determinar que sea apropiado o no seguir deteniendo a ciertas personas”.

En esta nota

Inmigración inmigrantesdetenidos protestas

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain