Menores pueden preparar su propia comida saludable

La chef Lizbeth Caiaffa recomienda que en lugar de insistirle u obligarlo, es mejor que lo involucre en la preparación de las comidas

Menores pueden preparar su propia comida saludable
Diana Gonzalez prepara su aperitivo de vegetales que ella misma cultivo durante el verano en la escuela. La acompana Maria Castro.
Foto: Yurina Melara Valiulis / La Opinión

Los Angeles.- Si su hijo no quiere comer alimentos saludables, la chef Lizbeth Caiaffa, profesora de cocina en la escuela secundaria ‘Santee High School’, en Los Angeles, recomienda que en lugar de insistirle u obligarlo, es mejor que lo involucre en la preparación de las comidas.

“Hay que darles la oportunidad a los niños de que preparen su comida con alimentos saludables. Si se hace así, ellos optarán por la comida fresca y sana”, acotó la chef.

Este fue el caso de Diana González, una estudiante de la escuela Santee, de 17 años, quien se resistió al principio, pero quien ahora promueve su propia receta de un aperitivo de vegetales que preparó con ingredientes que ella misma cultivó en el jardín de la escuela.

“Yo no sabía que era ‘tapanada’, y cuando la chef me dijo que probara su aperitivo con berenjena, mi primera reacción fue decirle que no. Ella me dijo que no tuviera miedo de experimentar con comida nueva, así que lo probé y me gustó tanto que decidí crear mi propia receta”, dijo Diana.

También María Castro, compañera de Diana, inventó su propia bebida energética para sustituir la soda que tomaba diariamente.

“En mi casa se toma mucha soda y no es saludable, por eso decidí crear una alternativa saludable”, dijo María.

Ella experimentó con té, hierba de limón y semillas para preparar su propio té.

Otra estudiante como Angel Palma, no sólo inventó un producto saludable sino que lo comercializó.

“Yo he visto que la gente va a los Farmer’s Market (mercados comunitarios) durante la hora del almuerzo y pensé que sería buena idea ofrecer una ensalada completamente orgánica, con vegetales que nosotros hemos cultivado en la escuela, y preparé un aderezo de fresas, jugo de naranja y yogurt sin grasas para acompañar y completar la comida… vendí la ensalada en porciones individuales por 5 dólares”, dijo Angel , de 17 años, estudiante de último grado de Santee High School.

La Asociación Americana del Corazón y la fundación California Endownment auspiciaron este programa de cocina y de yoga en esta escuela, en donde el 90% de los estudiantes tienen problemas de sobrepeso.