Piden ayuda para Siria

La ONU necesita $6,500 millones para desarrollar plan humanitario
Piden ayuda para Siria
Subsecretaria general de ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, y el Alto Comisionado para Refugiados, Antonio Guterres.
Foto: EFE

GINEBRA, Suiza (EFE).— Las agencias de la ONU solicitaron ayer 6,500 millones de dólares para desarrollar su estrategia humanitaria para 2014 en Siria y los cinco países vecinos que acogen más refugiados, la mayor cantidad requerida nunca para responder a una sola crisis.

De esta cantidad, 2,270 millones de dólares se dedicarán a 122 proyectos dentro de Siria para llegar a 9.3 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria “de manera crítica”, anunció ayer en Ginebra la subsecretaria general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos.

“En Siria hay unos seis millones de personas que han tenido que desplazarse más de una vez y requieren urgentemente ayuda vital, como comida, cobijo y atención médica”, subrayó Amos en el lanzamiento de la petición de ayuda humanitaria de las agencias de la ONU para 2014.

A los países vecinos (Líbano, Jordania, Irak, Turquía y Egipto) se destinarán 4,200 millones de dólares para asistir a 6.8 millones de personas en situación de “extrema necesidad”, entre los que 4.1 millones serán refugiados, según las proyecciones de la ONU.

En la actualidad hay 2.3 millones de refugiados registrados por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), aunque las autoridades locales de los países de acogida elevan la cifra a tres millones de exiliados.

Amos se refirió a la situación “especialmente dramática” de los desplazados de Siria y Líbano, donde se está viviendo uno de los inviernos más fríos de la historia; lo que ha obligado a las agencias de la ONU a intensificar sus operaciones humanitarias en la región.

La prioridad en estos momentos, según Amos, es llegar a poblaciones a las que las agencias de la ONU no han podido atender nunca, “fundamentalmente en las áreas sitiadas donde viven unas 250 mil personas que nunca han recibido asistencia de urgencia”.

Otro de los objetivos de la organización es asistir a los 2.5 millones de personas que viven en zonas de difícil acceso a causa de los enfrentamientos armados, a las que no se puede entrar con regularidad, como sucede en el norte de Siria, donde “el acceso por carretera es muy peligroso”.

Por ello, desde la ONU abrieron ayer un puente aéreo, el primero desde el inicio del conflicto, a la región de Al Hasakah desde el Kurdistán iraquí, que constará de más de una veintena de vuelos cargados de ayuda humanitaria de emergencia para los próximos 10 días.

?>