Pruebas de tuberculosis a estudiantes hispanos de Riverside

Previamente, 45 alumnos resultaron positivos al examen para detectar el contagio, lo que no implica que tengan la enfermedad activa
Pruebas de tuberculosis a estudiantes hispanos de Riverside
La tuberculosis es una bacteria que, usualmente, ataca los pulmones pero también puede afectar otras partes del cuerpo.
Foto: Archivo / Shutterstock

Los Ángeles – Autoridades de salud pasarán hoy una prueba de tuberculosis a todos los estudiantes de la preparatoria Indio, 92 % de ellos hispanos, luego de que 45 resultaran positivos a una prueba para detectar el contagio aplicada el lunes a 131 alumnos.

El director de Salud del condado de Riverside, el Dr. Cameron Kaiser, señaló, al anunciar los exámenes, que si “alguien que ha sido expuesto al contagio no necesariamente tiene una tuberculosis activa”.

Sin embargo, como medida preventiva los exámenes se aplicarán a los cerca de 1,800 estudiantes y al personal de la escuela localizada en el condado de Riverside, al sureste de Los Ángeles.

“Mientras el número de aquellos que resultaron positivos es mayor de lo que hubiéramos esperado, eso no significa que la enfermedad se ha propagado o se vaya a propagar”, detalló Kaiser.

La primera prueba que dio positivo en los 45 casos de exposición al contagio, se aplicó luego de que, a principios del mes, un estudiante resultara portador de la infección, siendo el segundo caso confirmado de un estudiante.

“Esta es una situación seria que exige tomar precauciones médicamente necesarias para proteger la salud de nuestra comunidad“, aseveró en un comunicado el supervisor del condado, John J. Benoit, al referirse a las pruebas.

La tuberculosis, causada por una bacteria que, según los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), usualmente ataca los pulmones pero también puede afectar cualquier parte del cuerpo como los riñones, la columna vertebral o el cerebro, puede resultar mortal si no se trata oportuna y adecuadamente.

El organismo se mueve a través del aire, cuando una persona portadora de la enfermedad en sus pulmones, tose, estornuda o incluso habla o canta. Otras personas alrededor pueden respirar el aire contaminado y contagiarse.