Culpan a la Hermandad

policíaGobierno egipcio adjudica a grupo islamista atentado mortal del martes
Culpan a la Hermandad
Cientos de egipcios cargan el féretro de una de las víctimas de la explosión del martes, durante el funeral ayer en Mansura.
Foto: AP

EL CAIRO, Egipto (AP).— El gobierno interino de Egipto, al que apoyan los militares, declaró el miércoles como grupo terrorista a la Hermandad Musulmana y tipificó como delito todas sus actividades y financiamiento, así como la pertenencia a esta organización, de la que provenía el presidente derrocado Mohammed Morsi.

La medida tiene como fin paralizar a la Hermandad y supone un enconamiento dramático de la lucha entre el gobierno y el grupo, el cual efectúa protestas casi a diario desde que los militares depusieron el 3 de julio a Morsi en un golpe que tuvo la anuencia de la ciudadanía.

Hossam Eissa, ministro de Educación Superior, leyó la declaración del gabinete al término de una prolongada reunión de éste. Eissa dijo que la decisión fue adoptada en respuesta al atentado con explosivos perpetrado el martes contra la sede de la policía en una ciudad del delta del Nilo que causó 16 muertos y más de 100 heridos.

La Hermandad rechazó que fuera la responsable de ese ataque en tanto que un grupo inspirado en al-Qaida se adjudicó el miércoles el mismo.

“Egipto quedó horrorizado de norte a sur por el horrible crimen que cometió el grupo de la Hermandad Musulmana”, expresó Eissa.

“La decisión se tomó en el contexto de un aumento peligroso de la violencia contra Egipto y los egipcios [y] una clara declaración del grupo de la Hermandad Musulmana de que no conoce más que la violencia”, agregó.

En su discurso, Eissa no presentó pruebas que vincularán a la Hermandad con el atentado del martes.

La Hermandad, fundada en 1928, había condenado la violencia a finales de la década de 1970. Ibrahim Elsayed, miembro del grupo político de la Hermandad Musulmana, el Partido Libertad y Justicia, dijo que el anuncio del gobierno no incidirá en el trabajo ni las creencias de la organización, porque ésta ya conoce la represión reiterada del gobierno y mantiene su existencia con un punto de vista moderado del Islam.

“Esta decisión es como si nunca hubiera sucedido”. Carece de cualquier valor para nosotros, lo único que vale es el papel en el que se escribió, declaró Elsayed a The Associated Press.

“No tendrá repercusiones en nosotros ni de cerca ni de lejos. Las acusaciones falsas no incidirán en las ideas. Defendemos esta posición solamente en el nombre de Dios”, agregó.

Según Eissa, la declaración implica que todos lo que “participen en las actividades del grupo, en la organización o promoción verbal o escrita, o mediante cualquier otro medio, o en la financiación de las actividades de éste” enfrentarán sanciones de ley.

Eissa dijo que el gobierno ha notificado de la decisión a otros países árabes. La hermandad tiene organizaciones y partidos políticos en otras naciones en la región.

Ahmed el-Borai, ministro de Solidaridad Social, dijo a la prensa que la decisión significa que “están prohibidas todas las actividades de la Hermandad Musulmana, como las manifestaciones.”

Afirmó que “serán perdonados” quienes cancelen su adhesión como miembros y se retiren del grupo.

___

La periodista de The Associated Press, Sarah El Deeb, contribuyó a este despacho.