Detención fue justa: Sheriff

Inmigrante dijo ser víctima de mal accionar policial tras ser detenido
Detención fue justa: Sheriff
Daniel Sánchez alega que un agente del Sheriff no actuó debidamente durante una parada de tránsito en la que decomisaron su auto.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Una investigación interna en la estación del Sheriff en Norwalk no encontró irregularidades en la detención temporal de un inmigrante y el posterior decomiso de su coche, pero él continúa alegando que se le mantuvo en una patrulla por más de una hora y que —sin aprobarlo— su auto fue cateado.

Daniel Sánchez, originario del estado mexicano de Morelos, conducía por una calle de Norwalk a principios de octubre cuando una patrulla del Sheriff le ordenó parar. Luego, un agente le pidió su licencia de manejo y él le dio la única identificación que portaba, la matrícula consular de México.

“¿Eres ilegal en este país?”, le preguntó el uniformado, cuenta. Ya esposado y dentro de la patrulla, el agente revisó el coche. “Él no me preguntó si quería [que se hiciera el cateo]”, comentó Sánchez.

En la cajuela había un cuchillo. Sánchez explicó que lo traía porque es cocinero.

Sánchez señala que mientras su auto era revisado sonó su teléfono celular, que había dejado ahí. Era su novia. Entonces, dice, el agente contestó la llamada y como nadie respondió al otro lado de la línea, él marcó al número y le preguntó a ella si conocía a Sánchez.

Más tarde, su coche fue confiscado, un castigo que —según su representante legal— era innecesario.

El migrante, residente de Compton, asegura que los recibos telefónicos confirman que el agente mintió.

“Estoy indignada”, dijo Cynthia Anderson-Barker, abogada de Sánchez. “No hubo una razón para detenerlo por más de una hora y el agente tampoco debió usar el celular para hablar con su novia. Es totalmente ilegal. Ese agente debe ser disciplinado”, señaló.

Pero una “meticulosa” investigación que se realizó de octubre a noviembre no detectó anomalías.

“La detención y revisión fueron razonables y apropiadas bajo las circunstancias. Sin embargo, hemos documentado y discutido el asunto con el empleado involucrado, continuamos enfatizando nuestra expectativa de cortesía profesional y conducta cuando lidiamos con el público que atendemos”, expone una carta del capitán Curtis Jensen, titular de la estación del Sheriff en Norwalk.

“La investigación está mal y prueba que los agentes sólo se están cubriendo entre ellos”, dijo Sánchez.

Su abogada planea llevar el caso a la Oficina de Revisión Independiente del Sheriff. “[El jefe de la agencia, Lee] Baca no está supervisando su departamento”, expresó Anderson-Barker.

La Opinión ha reportado otros casos en Norwalk que señalan a los agentes del Sheriff por supuesto perfil racial que deriva en la confiscación de vehículos. El titular de la estación lo ha negado. “Lo que se indica ahora [en la ley] es que si una persona no tiene una licencia legítima de California el coche debe ser decomisado”, comentó el capitán Jensen.