Hispano mató a su familia y se suicidó en Fontana

La policía de Fontana dice que los cadáveres de dos niños y dos adultos hallados el lunes por la noche eran miembros de una familia latina, víctimas de un homicidio-suicidio
Hispano mató a su familia y se suicidó en Fontana
Foto: Aurelia Ventura / La Opininón

FONTANA.— Cuatro miembros de una familia hispana fueron encontrados muertos en su casa de Fontana en lo que la policía dice fue un asesinato-suicidio cometido por el padre de la familia.

“Todo lo que se ha podido confirmar indica que pudo haber sido un asesinato suicidio”, dijo la vocera de la policía de Fontana, Martha Guzmán-Hurtado, quien luego confirmó esto.

Las víctimas fueron identificadas como Ramón Miranda, de 38 años, su esposa Silvia Miranda, de 34, y los menores Rayna Miranda, de 10 años y Ramón Miranda Jr. de 12.

La policía encontró los cuerpos ensangrentados el lunes por la noche, en una casa en el 7300 de la avenida Palmetto en Fontana, ubicada 50 millas al este de Los Ángeles, en el condado de San Bernardino, luego de recibir la llamada del hijo de 16 años de la mujer, reportando que sospechaba que sus familiares estaban muertos. El joven, que no vive en el lugar, había ido a la casa en busca de su madre, preocupado por que no podía contactarla.

Los cuerpos de los dos niños y el de la mujer fueron encontrados con múltiples disparos, mientras que el del hombre tenía un solo disparo en la cabeza.

“Como comunidad, estamos apoyando a esta familia y orando por ellos”, dijo la alcaldesa de Fontana, Acquanetta Warren en un comunicado. “Por parte del Alcalde y el Concilio, ofrecemos nuestro más sentido pésame a la familia”.

“Encontramos sangre en diferentes partes de la casa. Hemos visto también varias armas”, dijo Doug Imhof , de la Policía de Fontana al canal KABC.

Ayer varias unidades de la investigación de crímenes estaban dentro y fuera del domicilio, del que sacaron bolsas con evidencia, incluyendo un bate de béisbol.

De acuerdo con María Serrano, una vecina de la familia, las víctimas se habían mudado apenas hace cuatro o cinco meses a esa residencia.

“Estoy de verdad muy triste por esta tragedia. Me duele mucho saber que les hayan quitado la vida a los niños de esa manera”, dijo Serrano entre sollozos.

Otra vecina del lugar, Gina Gómez, aseguró haber conversado con un familiar de las víctimas quien le habría dicho que el hombre era el padrastro de los niños y que la pareja tenía muchos problemas, por lo que estaban a punto de una separación.

“Se veían como una familia bien tranquila. Pero aquí vino un familiar de ellos a contarme que el señor no era el padre de los niños y que esto tuvo que haber pasado por culpa de una pelea entre ellos, ya que peleaban mucho”, dijo la mujer.

Gómez compartió que ese mismo familiar le confesó que el asesinato pudo haber sucedido desde el pasado domingo, ya que desde entonces nadie había podido comunicarse con la familia.

“Esperaba pasar la llegada del año nuevo muy feliz, pero ahora me siento muy triste por lo que paso”, compartió Serrano, quien aseguró no haber escuchado disparos. Mientras que otros vecinos dicen incluso haber escuchado una pelea a gritos provenientes de la casa.

“Es un día triste para Fontana”, dijo” Guzmán-Hurtado. “Este es uno de esos día donde se supone todos deben celebrar con la familia, para despedir el 2013 y recibir el Año Nuevo. No es un día para estar de luto”.

Los investigadores esperan los resultados de las autopsias para la próxima semana.