BARCELONA VA POR EL LIDERATO EN SEVILLA

bajada

MADRID, España (EFE).— Con una victoria, hoy ante el Valencia, el Barcelona recuperaría el liderato de la Liga Española, mismo que perdió la semana pasada tras su derrota en el Camp Nou ante el Valencia.

El cuadro blaugrana afronta el juego de la jornada 23 en el Sánchez Pizjuán con la intención de disipar las dudas creadas en su último partido.

Por su parte, el Sevilla también ve en este choque una gran oportunidad de reivindicar su nivel.

La formación andaluza había acumulado ocho jornadas consecutivas sin perder, incluido un complicado empate en el Calderón ante el líder Atlético de Madrid, pero ahora se presenta ante el potente equipo azulgrana con dos derrotas seguidas y frenado en seco en su aspiraciones para ocupar puestos europeos.

El partido perdido ante el Levante (2-3), en su anterior comparecencia en el Sánchez Pizjuán, fue calificado por todos como un accidente visto el desarrollo del choque, pero el pasado sábado en Málaga (3-2) sí se vieron muchas carencias que parecían superadas.

Veinte meses después de perder el liderato en la liga, el Barcelona acude a Sevilla tras sufrir la derrota contra el Valencia y afectado por el pobre juego que gobierna al equipo.

El examen en el Sánchez Pizjuán, como así ha dejado entrever el técnico Gerardo Martino, será de los que refleje “una incidencia positiva o negativa”, debido a que los azulgrana no se pueden permitir un nuevo tropiezo y perder de vista el liderato de la competencia.

El conjunto catalán afrontará el partido en Sevilla sin dos de sus puntales defensivos, Mascherano y Alba, mientras que Neymar sigue su proceso de recuperación.

Sobre el encuentro contra el Sevilla, Martino aseguró que se e trata “de una de las salidas más difíciles que nos queda”.

Sobre ganar la Liga, el “Tata” dijo que “todo sigue dependiendo de nosotros”.