Hanley quiere retirarse en LA

Ramírez arriba a prácticas e insiste en pedir extensión de su contrato

GLENDALE, Arizona.— Cuando el dominicano Hanley Ramírez se reportó a los entrenamientos de los Dodgers, no tenía dolor alguno en la espalda o en las costillas.

Ramírez lucía contento al hablar de su salud y de lo cómodo que está con su equipo actual hasta que los reporteros mencionaron que aún no tiene una extensión de contrato.

“Quiero ser un Dodger de por vida. Retirarme aquí”, dijo ayer Ramírez al reportero Ken Gurnick de MLB.

Claro que, ahí es donde surge el tema de la extensión. En una entrevista en la República Dominicana durante la temporada baja, Ramírez indicó en había comenzado a negociar con el club, pues el quisqueyano podría convertirse en agente libre después de la campaña del 2014.

El as Clayton Kershaw, quien también hubiese estado elegible para la agencia libre después de la temporada regular, acordó un contrato de 215 millones con los Dodgers.

Pero Ramírez, de 30 años de edad, le lleva casi cuatro años a Kershaw, quien cumplirá 26 años el próximo mes.

También padece de dolores crónicos en la espalda, los cuales, según el mánager Don Mattingly, le provocaron la lesión en la corva izquierda que obligó al quisqueyano a ingresar a la lista de inhabiliitados.

Ramírez, quien también se perdió la mayor parte del mes de abril mientras se recuperaba de una cirugía del pulgar derecho, dijo que se sometió a terapias diarias en la espalda durante la temporada baja y que considera que podrá manejar mejor su condición ahora.

“Creo que estoy más fuerte y tengo que mantenerme encima de eso”, dijo Ramírez. “Si hago los ejercicios estará bien. Siento la diferencia de inmediato. Ahora mismo todo está en perfecto estado”, añadió.

Ramírez dijo que las dos costillas fracturadas en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional cuando fue golpeado por una recta de Joe Kelly también han sanado por completo.

Esa lesión dejó fuera de acción a Ramírez y fue un duro revés para la ofensiva de los Dodgers, que perdieron la serie en seis compromisos.

En la primera serie de postemporada contra los Bravos de Atlanta, Ramírez se había ido de 16-8 con seis extrabases.