LEÓN QUIERE RUGIR EN LA ALTURA

LA PAZ, BOLIVIA (EFE).— Un Bolívar ávido de victoria intentará doblegar en casa al León mexicano, que no ha ocultado su preocupación por los rigores de jugar a 3,600 de altitud de La Paz, donde hoy estos equipos se enfrentarán en la segunda jornada del Grupo Siete de la Copa Libertadores.

Los celestes, al mando del exfutbolista boliviano Vladimir Soria, quedaron frustrados tras caer la semana pasada por 2-1 ante el Emelec ecuatoriano en la primera jornada del torneo continental, por lo que ahora buscarán el triunfo ante la fiera mexicana.

El León, al mando del uruguayo Gustavo Matosas, llegó dos días antes a territorio boliviano para aclimatarse lo antes posible.

El presidente del León, Jesús Martínez, afirmó que enfrentar al Bolívar “es un reto complicado por la altitud de La Paz”, donde, a su juicio, “es muy complicado tan sólo caminar”, si bien aseguró que el equipo esmeralda está decidido a buscar un resultado positivo.

Matosas afirmó que sus dirigidos jugarán “un partido inteligente” para contrarrestar la altitud.

“Necesitamos mucho del carácter del jugador y de la pronta adaptación a una altura a la cual no estamos acostumbrados”, apuntó.