Trabajadores agrícolas siguen expuestos a pesticidas

La Agencia para la Protección Ambiental estudia nuevas medidas para prevenir la contaminación
Trabajadores agrícolas siguen expuestos a pesticidas
La mayoría de los dos millones de trabajadores agrícolas son hispanos.
Foto: Archivo

Washington – Dos millones de trabajadores agrícolas, muchos de ellos hispanos, están expuestos a dañinos pesticidas, pero la Agencia para la Protección Ambiental (EPA) dijo este jueves que sopesa nuevas protecciones para el 2015, en la primera revisión de su tipo en más de 20 años.

Durante una conferencia telefónica, Jim Jones, encargado de programas de protección química y prevención de la contaminación en la EPA, explicó que el objetivo es “proteger a los dos millones de trabajadores agrícolas y a sus familias de la exposición a los pesticidas”.

La agencia federal no había modificado desde 1992 las protecciones contra pesticidas para quienes trabajan la tierra en granjas, invernaderos, bosques, y viveros, y las reglas que estudia la EPA suponen un “hito importante para los trabajadores que plantan, cuidan y cosechan los alimentos que llevamos a nuestras mesas”, dijo Jones.

En concreto, las revisiones incluirán capacitación obligatoria cada año para educar a los trabajadores sobre las protecciones; la colocación de rótulos que prohíban la entrada a campos recién tratados con pesticidas, y se prohibirá que menores de 16 años manejen los pesticidas, salvo en las granjas familiares.

También se exigirá la colocación de protectores en las áreas fumigadas y la documentación regular del uso de pesticidas y para prevenir infracciones, además del uso obligatorio de máscaras.

Las nuevas normas no aplicarían a ganaderías, precisó Jones.

La información sobre los peligros de los pesticidas será proporcionada a los trabajadores y a grupos que los representen.

Aunque buena parte de los trabajadores son hispanos, la ley no exige que esa información se proporcione en español pero, según Jones, la información será entregada a grupos que trabajan con ellos en caso de que existan barreras del idioma.

Los reglamentos serán sometidos a un período de comentarios públicos durante 90 días, tras el cual la EPA los analizará, con el objetivo de poner en marcha las protecciones en 2015, explicó Jones.

Se calcula que cada año, entre 1,200 y 1,400 trabajadores agrícolas sufren algún tipo de accidente relacionado con pesticidas, aunque la cifra podría ser incluso mucho mayor debido a que muchos casos no son reportados.

Estos incidentes –muchos de ellos prevenibles- no solo causan problemas de salud y financieros para los trabajadores, sino que perjudican la productividad laboral y, en el caso de jóvenes, ausentismo en las escuelas, según la EPA.

La exposición y envenenamiento con pesticidas puede causar irritación de los ojos, erupciones de la piel, náusea, vómitos, dolores de cabeza, problemas respiratorios y hasta la muerte. A largo plazo, puede contribuir al desarrollo del cáncer, defectos congénitos, y diversos problemas neurológicos, incluyendo el mal de Parkinson.

Amy Liebman , directora de salud ambiental y ocupacional de la Red de Clínicas para Migrantes, un grupo con más de diez mil médicos y profesionales de la salud, aplaudió las nuevas medidas pero consideró que la EPA debe ampliar a futuro las campañas de educación sobre los pesticidas para los trabajadores agrícolas, entre otras cosas.

Maria.pena@impremedia.com