Piden supervisión federal tras escándalo de Bridgegate

El pedido por vigilancia independiente de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey ocurre luego de la controversia por el cierre de carriles y alza en peajes.
Piden supervisión federal tras escándalo de Bridgegate
El cierre de carriles del puente George Washington, que une a Nueva Jersey con Nueva York, provocó un caos vial en la zona.
Foto: Archivo

Una asambleísta de Nueva Jersey ha pedido que se establezca supervisión federal independiente de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

Valerie Vainieri-Huttle, representante del Condado Bergen, dijo que considera que hubo una violación de la confianza de la gente en el escándalo del Bridgegate que involucra a Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, y a Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, informó CBS NY.

“Definitivamente hubo teatro político”, dijo Vainieri-Huttle. “Se jugaron juegos políticos. Los pasajeros no deben sufrir por sus juegos”.

El pedido de Vaunieri-Huttle ocurre tras la publicacion de dos reportajes de periodicos locales — The Record y The Star Ledger sobre la manera como Christie y Cuomo manejaron el tema.

El “Bridgegate” arrancó tras la aparición de acusaciones de que aliados del gobernador en laAutoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York habían tomado represalias políticas contra el alcalde de Fort Lee porque no lo había apoyado la campaña de reelección en noviembre pasado.

El gobernador ha rechazado desde el primer momento haber estado al tanto del escándalo.

Sin embargo, David Wildstein un responsable de la Autoridad Portuaria que dimitió por lo sucedido, ha asegurado que Christie estaba al tanto.

A comienzos de enero se divulgaron correos entre Wildstein y la entonces jefa adjunta de gabinete, Bridget Anne Kelly, con copia a otros miembros el equipo de Christie, en los que quedaba claro que el cierre de los carriles había sido orquestado.

El pasado 9 de enero, el republicano cesó a Kelly y anunció medidas contra el director de su campaña de reelección, Bill Stepien, y desde entonces han surgido otras acusaciones de represalias a otros alcaldes demócratas que no apoyaron la campaña de reelección.

Al margen de las pesquisas del comité legislativo, la fiscalía federal en Newark también ha abierto una investigación sobre lo ocurrido, que ha impactado negativamente en los planes del político de presentar su candidatura para las presidenciales de 2016.

(Con información de CBS NY)