Decomiso del Querétaro y falta de pago a jugadores, debilidades en Liga MX

El impago de salarios en el Puebla y el Chiapas más el decomiso del Querétaro por la autoridad judicial desnuda la fragilidad del fútbol mexicano, cuya selección es una de las cotizadas y con mayores ingresos de América.
Decomiso del Querétaro y falta de pago a jugadores, debilidades en Liga MX
El portero Edgar Adolfo Hernández Téllez del Querétaro celebra una anotación en el Estado Omnilife en Ciudad de Guadalajara EFE/Archivo

México, 12 mar (EFE).- El impago de salarios en el Puebla y el Chiapas más el decomiso del Querétaro por la autoridad judicial desnuda la fragilidad del fútbol mexicano, cuya selección es una de las cotizadas y con mayores ingresos de América.

Estos tres equipos afrontan desde hace años un largo caudal de problemas por compras y ventas de franquicias con mudanzas de sede y ahora el impago de salarios, demasiado para una liga con 18 clubes en el máximo circuito.

El antecedente más fresco de esta problemática data del 2013, cuando la liga aprobó cambios de nombres, de sedes y de dueños en el caso del Querétaro, el Chiapas y el Puebla.

El Querétaro, que se había caído a la segunda, resurgió con la llegada del empresario Amado Yáñez al comprar a los Jaguares de Chiapas para moverlo de sede.

Entonces, el grupo empresarial de Jesús y Carlos López Chargoy completó la compra del Puebla y del San Luis, al que sacó de su histórica sede con todo y entrenador para ponerle la camiseta de los Jaguares del Chiapas.

Meses después, el Querétaro está confiscado por una investigación a Yáñez por un supuesto fraude bancario de 360 millones dólares a través de su empresa Oceanografía y los jugadores de Puebla y del Chiapas se quejan del impago de sus nóminas, en algunos casos, desde noviembre pasado.

La Liga MX dijo que cuando fue aceptado en la familia futbolística Yáñez, quién está prófugo, tenía una buena reputación avalada por el sistema bancario; en el caso del Puebla y del Chiapas no ha hecho pronunciamientos.

En el Chiapas, los jugadores han llegado a romper concentración para ir a sus casas y dirigirse desde allí al estadio; en el Puebla, la plantilla optó por la denuncia pública para divulgar que no cobran sus salarios desde noviembre pasado, en algunos casos.

Las denuncias muestran una liga formada por equipos fuertes y con propietarios de larga y fuerte solidez financiera, al lado de dueños que después de una fuerte inversión de capital no logran consolidar sus proyectos.

La Liga tiene algunos de los equipos más valiosos del continente como el Guadalajara (328 millones dólares), Monterrey (248 millones de dólares) y América (220 millones de dólares), en comparación con el Corinthians brasileño, valuado en 548 millones de dólares.

Mientras que la selección mexicana, clasificada para Brasil, ingresa alrededor de 200 millones de dólares por cada ciclo mundialista gracias a los patrocinios de una veintena de empresas y un acuerdo que le lleva a jugar cinco o seis amistosos por año en Estados Unidos.