El Real Madrid a continuar como líder sólido ante un Málaga que huye de descenso

El Real Madrid visita La Rosaleda en un choque en el que los de Carlo Ancelotti quieren extender la mejor de sus rachas para mantenerse como líderes sólidos de Primera, ante un Málaga dirigido por un exmadridista, Bernd Schuster, que quiere dar la sorpresa para huir aún más de la zona de descenso. El técnico del Málaga CF, el alemán Bernd Schuster, ha abogado hoy por "ser valientes" ante la visita, mañana, del Real Madrid a La Rosaleda, al considerar que su equipo no tiene "nada que perder" y puede "echar todo en el campo" para sacar un resultado positivo.
El Real Madrid a continuar como líder sólido ante un Málaga que huye de descenso
El centrocampista argentino del Real Madrid Ángel di María (d) con el balón ante el mediocentro del Málaga Ignacio Camacho, durante el partido correspondiente a la decimoséptima jornada de liga en Primera División. EFE/Archivo

Málaga/Madrid, 14 mar (EFE).- El Real Madrid visita La Rosaleda en un choque en el que los de Carlo Ancelotti quieren extender la mejor de sus rachas para mantenerse como líderes sólidos de Primera, ante un Málaga dirigido por un exmadridista, Bernd Schuster, que quiere dar la sorpresa para huir aún más de la zona de descenso.

Málaga, 14 mar (EFE).- El técnico del Málaga CF, el alemán Bernd Schuster, ha abogado hoy por “ser valientes” ante la visita, mañana, del Real Madrid a La Rosaleda, al considerar que su equipo no tiene “nada que perder” y puede “echar todo en el campo” para sacar un resultado positivo.

El Málaga, tras su último triunfo ante Osasuna en El Sadar (0-2), pretende confirmar su mejoría de los últimos partidos, consciente de que atraviesa una situación crítica y complicada al estar a tres puntos del descenso, aunque también sabe que será muy difícil por lo que se juega el Real Madrid.

No obstante, el entrenador germano ha reconocido que “es una pena que, después del triunfo de la semana pasada (en Pamplona), toque el Madrid”. “Así está el calendario; no es el partido que más nos gusta tener ahora, pero hay que afrontarlo”, ha recalcado.

A pesar de que los blanquiazules llevan tres jornadas sin perder, con dos empates seguidos y la victoria a domicilio ante Osasuna, el técnico alemán sigue muy cuestionado por la grada de La Rosalesa, si bien el partido ganado en El Sadar ha mitigado algo el ambiente enrarecido que se vive en Málaga por la situación del equipo.

Schuster también ha resaltado que sabe que conseguir algo positivo ante el conjunto madridista va a ser “muy complicado”, pues son conscientes de “lo que es ahora mismo jugar contra el Madrid, que está en su mejor momento y muy fuerte este año”.

No obstante, se mantiene el divorcio existente entre la afición y Schuster, al que gran parte de los malaguistas culpan prácticamente en su totalidad de lo que está ocurriendo. Los gestos y las últimas declaraciones del alemán han enturbiado aún más la convivencia.

Aún así, el técnico malaguista ha sostenido que el Málaga debe “conseguir una estabilidad en todas las líneas”, al advertir de que “en muchos momentos ellos nos van a echar atrás”, ya que es un equipo que “domina mucho”, por lo que “hay que buscar soluciones de todas las maneras”.

Además, llega el Real Madrid, que siempre ganó o empató en un feudo que se le da muy bien, a excepción de la pasada temporada, cuando perdió por 3-2 en el que fue el primer triunfo del Málaga con su nueva denominación frente a los madridistas en La Rosaleda, en el inicio del fin de la ‘era Mourinho’.

Una de ellas, según ha admitido Schuster, es que el guardameta argentino Willy Caballero “tenga un buen día”, además de que al Real Madrid “no le salgan ciertas cosas”.

Aparte del brasileño Weligton, lesionado, Schuster tiene las bajas por sanción del defensa Jesús Gámez y del medio Sergi Darder, y por motivos técnicos ha dejado al delantero argentino Ezequiel Rescaldani fuera de la lista, en la que los sustituyen el defensa Casado, el medio Portillo y el delantero holandés El Hamdaoui.

“Hay que jugar el partido, ver cómo viene el Madrid y cómo empieza todo”, ha insistido.

Mientras, el Real Madrid quiere extender en La Rosaleda su gran momento y mantener distancias con Atlético de Madrid (tres puntos) y Barcelona (cuatro), antes de afrontar una cita clave en la lucha por la Liga, el clásico del fútbol español que puede dejar la pelea en cosa de dos.

El Málaga tendrá la baja del defensa Jesús Gámez, sancionado con tres encuentros, algo que el entrenador alemán ha señalado que no les “viene nada bien, son muchos partidos y nos viene muy mal”, si bien ha dicho que deben “afrontarlo así”, a pesar de considerar que dicho castigo le “parece demasiado viendo otras cosas”.

Antes tendrá que superar la visita a Málaga con la nueva filosofía marcada por Carlo Ancelotti, que concede máxima importancia a cada partido, consciente de que los títulos se deciden en los encuentros más inesperados. Tras tomar nota de lo ocurrido en Valladolid al Barcelona, la consigna es máxima concentración ante un rival de otra Liga.

“Si nos dejan, nos iremos arriba. El problema es el rival, pero intentaremos buscar posibilidades para no defender los noventa minutos, sino buscar algún susto que podamos dar”, sobre todo “jugando en nuestro campo”, ha subrayado el técnico alemán.

Será especial el partido especialmente para un jugador: Isco Alarcón. Regresa el ‘hijo pródigo’ a su casa para enfrentarse como titular al equipo de su corazón. Será el elegido para sustituir al argentino Di María que se auto descartó para la titularidad por el peligro de recibir una cartulina amarilla que le impida jugar frente al Barcelona.

Schuster vuelve a La Rosaleda tras el partido contra el Valladolid, en el que hizo un gesto a la grada que propició el enfado de gran parte del malaguismo, ante lo que ha indicado que “no hacen falta mensajes a la afición”.

Isco vuelve a dar muestras de su calidad, cerca de recuperar su nivel y pidiendo paso en una posición en la que Ancelotti le ha pedido más sacrificio, en el centro del campo junto a Xabi Alonso y el croata Luka Modric.

Ha reconocido que no tiene “ni idea de cómo será el reencuentro”, pero espera que “el apoyo sea para el equipo, que es quien más lo necesita”, además de que si hay que “descargar algo para el entrenador, ahí estaré”, ha precisado.

Son bajas por lesión Álvaro Arbeloa y el alemán Sami Khedira. En defensa no estará Sergio Ramos, que buscó ante el Levante la tarjeta amarilla con la que cumple ciclo para estar en el clásico. Su lugar lo ocupará el francés Raphael Varane, que ya jugó la pasada semana tras hacerlo con su selección y demostrar que su rodilla ha mejorado y está preparado para disputar dos encuentros consecutivos.

“Mientras que apoyen al equipo no me preocupa. Yo no necesito esa ayuda, tengo suficiente motivación y carácter”, ha dicho Schuster, quien ha reiterado que lo importante es que la afición esté con el equipo.

– Alineaciones probables:

Málaga: Caballero; Angeleri, Sergio Sánchez, Flavio Ferreira, Antunes; Amrabat, Tissone, Camacho, Samuel; Duda y Santa Cruz.

Real Madrid: Diego López; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Xabi Alonso, Modric, Isco: Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (colegio valenciano).

Estadio: La Rosaleda.