Rosberg de punta a punta

Pasa sobre tres grandes y gana el Gran Premio de Australia

MELBOURNE, Australia (EFE).— El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) se apuntó la primera victoria de 2014 en el Gran Premio de Australia con los abandonos tempranos del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y del británico Lewis Hamilton (Mercedes), y un cuarto puesto para el español Fernando Alonso (Ferrari).

La fiabilidad que traicionó a Vettel y Hamilton sonrió a Rosberg, que lideró la prueba casi de principio a fin, con una gran maniobra de salida y un ritmo incontestable que ninguno de sus rivales osó amenazar en el circuito Albert Park de Melbourne, donde tres ases del volante quedaron atrás.

Los dos acompañantes del alemán en el podio fueron los dos McLaren, el del danés Kevin Magnussen en su estreno en la categoría, y el del británico Jenson Button, que subió un peldaño en la clasificación tras la descalificación horas después del final de la carrera, del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) por “irregularidades en el flujo de combustible” de su monoplaza.

La primera salida de la Fórmula Uno en 2014 fue en falso. Una avería del francés Jules Bianchi (Marussia) provocó la bandera amarilla en pista, una nueva vuelta de formación y un giro menos al cómputo global de la carrera.

La segunda sí que fue buena, especialmente para Rosberg, que transitando por la derecha fue capaz de superar a Hamilton y Ricciardo, haciéndose con el liderato ya en el primer giro. Era un prólogo sellado.

A la vez, el japonés Kamui Kobayashi (Caterham) salía en recto y abandonaba la pista, destrozando el eje anterior de su monoplaza y llevándose por delante al brasileño Felipe Massa (Williams), accidente que tocaba también al finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), que pudo seguir sin problemas. No así el japonés y el brasileño, que quedaron fuera para el resto de la carrera.