Congresista Joe García tiene mucho que ganar con reforma migratoria

El legislador es uno de los representantes más nuevos, pero está detrás del esfuerzo político estelar para impulsar el debate migratorio
Congresista Joe García tiene mucho que ganar con reforma migratoria
García es el autor del único proyecto de ley sobre reforma migratoria presentado en la Cámara de Representantes.

Con la “petición de descarga” para presionar por un voto sobre la reforma migratoria, el liderazgo demócrata en la Cámara de Representantes le está dando un fuerte impulso a la carrera electoral que enfrentará el congresista de Florida Joe García en noviembre próximo.

García llegó al Capitolio en 2013 y este miércoles su nombre estuvo al frente de una iniciativa insigne para impulsar la reforma migratoria del lado demócrata: una táctica legislativa para forzar un voto, en este caso sobre el proyecto de ley HR15 “Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración”. La táctica parlamentaria se conoce como “petición de descarga”.

García es el autor de la ley HR15 a pesar de que es uno de los miembros más nuevos en el Congreso. Reconocidas figuras en el debate migratorio como los legisladores demócratas Luis Gutiérrez de Illinois, Raúl Grijalva de Arizona y Xavier Becerra de California, estarán detrás de García, quien junto a la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja Nancy Pelosi, será el centro del anuncio.

Pero ¿qué peso político real tiene HR15 y por qué es García quien presentó ese proyecto de ley? Erika Andiola, codirectora de DRM Action Coalition y quien trabajó en el Congreso en temas migratorios hasta diciembre, aseguró que cuando se presentó HR15 hubo varias personas que trabajaron en el proyecto de ley que le dijeron que “esta no es una propuesta con futuro, pero la razón por la que lo estaban haciendo era para traerle más puntos a los demócratas en las elecciones en inmigración”.

García representa a parte del Condado de Miami Dade y Los Cayos y es uno de los demócratas que podría perder su escaño en los comicios de noviembre, debido a que enfrenta una difícil carrera electoral.

El Comité Nacional Republicano lo tiene como blanco de ataques desde hace meses. Su campaña se vio seriamente afectada por un escándalo de fraude que afectó a Jeffrey García el exjefe de personal del Congresista, quien fue acusado de solicitar cerca de 1,800 boletas ausentes sin obtener permiso de los votantes. Esto motivó acusaciones respecto a un plan para obtener ventaja sobre los oponentes políticos, enviando cientos de solicitudes fraudulentas de supuestos electores.

“Los estadounidense han escuchado suficientes excusas y retórica vacía, es tiempo de actuar ahora”, decía un comunicado de la oficina de García. En entrevistas previas con La Opinión el congresista se ha definido como uno de los campeones de la reforma migratoria y el primero en su lista de argumentos es HR15. El año pasado el legislador logró reunir más de $1.8 millones para su campaña.