Nápoles-Juventus, un caramelo para un campeonato ya decidido

Nápoles-Juventus es el gran partido que anima y da color a un campeonato italiano que tiene al equipo de Turín como gran dominador, con 14 puntos de distancia sobre el segundo, el Roma.
Nápoles-Juventus, un caramelo para un campeonato ya decidido
El entrenador del Nápoles, Rafa Benítez (izda), dirige un entrenamiento del equipo en Castel Volturno (Italia). EFE/Archivo

Roma, 28 mar (EFE).- Nápoles-Juventus es el gran partido que anima y da color a un campeonato italiano que tiene al equipo de Turín como gran dominador, con 14 puntos de distancia sobre el segundo, el Roma.

A pesar de esta ventaja, el equipo que entrena Antonio Conte no quiere dejar ni un punto en el tintero, porque el ambicioso técnico no sólo se conforma con el “scudetto” sino que quiere ganarlo con el récord de puntos.

Al otro lado del campo, encontrará a otro de los entrenadores de este campeonato con hambre de puntos, pues el técnico español Rafa Benítez ha asegurado que los seis puntos que le separan del segundo, el Roma, son recuperables y que su objetivo es entrar directamente en la próxima edición de la Liga de Campeones.

A pesar de que el Juventus no quiere ceder ni un punto, sigue en liza en Liga Europa, por lo que en la cita en el estadio San Paolo, Conte quiere dar descanso a alguno de sus hombres y con probabilidad se quedarán en el banquillo los delanteros titulares, el argentino Carlos Tévez y el español Fernando Llorente y tendrán espacio el italo-argentino Pablo Osvaldo y el italiano Sebastian Giovinco.

Mientras que Benítez no escatimará fuerzas y pondrá en el campo todo su arsenal, con José María Callejón, el eslovaco Marek Hamsik, y Lorenzo Insigne, como tridente escolta del punta argentino Gonzalo Higuaín.

Pero el Nápoles no podrá hacer nada sin el permiso del Roma, que lo tiene fácil a priori pues se mide al penúltimo de la clasificación, el Sassuolo.

Más reñida está la pugna por los puestos que dan derecho a disputar la próxima Liga Europa, ya que hay tres equipos en con cinco puntos de diferencia.

Entre ellos, el cuarto de la clasificación el Fiorentina, con 51 puntos, viaja a casa del Sampdoria que se encuentra tranquilo en medio de la clasificación.

Mientras que el Inter, con 48 puntos, tiene un duro encuentro contra el Livorno, que lucha por no descender, y el Parma, con 47, se mide a un Lazio que colecciona grandes victorias y derrotas clamorosas.

El Milan espera otro buen resultado, como el de la pasada jornada cuando ganó al Fiorentina, y que permitiría al técnico holandés Clarence Seedorf seguir al frente del equipo.

El equipo “rossonero” tiene una cita difícil contra el Chievo Verona, que necesita puntos desesperadamente para no caer en la zona descenso.

El resto de partidos de la trigésima primera jornada del campeonato serán Bolonia-Atalanta, Verona-Génova, Torino-Cagliari y Udinese-Catania.