Alta demanda de intérpretes en NY

NUEVA YORK — Cuando Niurka Rodríguez empezó a trabajar como intérprete en la Corte Civil de Manhattan en 1988, todavía en las universidades de CUNY no ofrecía la carrera o cursos certificados de traducción y/o interpretación.

Hoy día es una de las carreras de mayor demanda en el área metropolitana de Nueva York, por la gran necesidad que hay de intérpretes cualificados y profesionalmente entrenados en esta área, y Colegios Comunitarios de CUNY ofrecen programas académicos para certificarse en traducción y/o interpretación.

“Yo me especialicé en Lenguas Romances en City College, estudié Literatura, Español y Francés en 1985”, dijo Rodríguez. “Luego sí tomé algunos cursos de interpretación, pero cuando empecé la carrera de interpretación ni siquiera existía”, indicó.

Rodríguez reveló que decidió dedicarse a la interpretación por su amor a los idiomas y su vocación de servicio.

“Mi familia, como inmigrante, padeció en carne propia qué es no contar con servicios de interpretación”, dijo Rodríguez, quien emigró de República Dominicana a Nueva York junto a sus padres y seis hermanos en 1970, “y nos establecimos en un apartamento de dos cuartos para una familia tan grande”.

Por dificultades económicas, Rodríguez se vio obligada a parar sus estudios universitarios en el segundo semestre e irse a trabajar para ayudar a sus padres con los gastos de la casa. Trabajó en una empresa dedicada a la instalación de artículos de vidrio, como cuadros y ventanas, y luego regresó a la universidad de noche y los fines de semana.

En 1985, un hermano de Rodríguez vio el anuncio de un examen para trabajar como intérprete en las cortes de Nueva York, y ella lo tomó.

“A mí me alegró mucho, porque la interpretación siempre me fascinaba y además estaba dentro de la carrera que estudié”, dijo Rodríguez.

En 1987 Rodríguez empezó a trabajar como maestra de inglés como segundo idioma en la escuela pública P.S. 162, en el Alto Manhattan. Un año después, en 1988, fue que supo que había pasado el examen de intérprete. La Corte Civil la llamó para una entrevista y le ofrecieron el empleo.

“Yo estaba de vacaciones, así que decidí probar para ver si me gustaba, y me di cuenta que el trabajo era más tranquilo que el de maestro y me pagaban más”, dijo Rodríguez.

La intérprete empezó en la Corte Civil de la calle Centre, en Manhattan, donde duró 24 años.

Luego, en 2010, pasó a la Corte de Vivienda de El Bronx, otra subdivisión de la Corte Civil.

Rodríguez dijo que hay una gran necesidad de intérpretes en la ciudad de Nueva York.

“La comunidad inmigrante es muy grande y siempre se necesitan intérpretes de diferentes idiomas, más en español”, dijo Rodríguez.

Gracias a sus años de servicio, hace tres años Rodríguez fue ascendida al puesto de Secretaria de la Corte (Senior Court Clerk), y se dedica a asistir al juez en la preparación de los casos del día, fijar citas, etc.