Indocumentados mueren en accidente vial en Mojave

Cuatro indocumentados mueren y tres son heridos de gravedad cuando eran trasladados por 'coyote' desde Texas a Los Ángeles
Indocumentados mueren en accidente vial en Mojave
Tres heridos de gravedad se encontraban hospitalizados en Las Vegas.
Foto: Archivo

“El chofer se venía durmiendo, cada vez que se paraba se echaba agua en la cabeza y unas gotas en los ojos; iba muy rápido y empezó a orillarse en la carretera, le gritamos: ¡Cuidado!… De pronto todo empezó a dar vueltas, yo quedé adentro de la camioneta, como pude, salí y vi los cuerpos de mis compañeros tirados en la carretera”.

Es el relato de Johana Escobar, una guatemalteca de 27 años de edad que sobrevivió al accidente ocurrido el domingo en la Autopista 40 que cruza el desierto de Mojave, donde murieron cuatro indocumentados al volcarse el vehículo en el que un “coyote” los trasladaba de Houston a Los Ángeles.

En el vehículo, un Chevrolet Tahoe 2003 de color negro, viajaban ocho indocumentados de Centroamérica, además del chofer, quien tras el accidente huyó del lugar entre los matorrales del desierto.

José Vázquez, un residente de Los Ángeles que pasaba por el lugar, contó que la camioneta negra rebasó un tráiler y más adelante se vio una polvareda. “Nos bajamos para ayudar y lo que vimos era demasiado duro, yo empecé a cargar los cadáveres de las personas que habían quedado en la carretera para que no los arrollaran otros vehículos; unos tenían el cráneo destrozado”, recordó Vázquez.

Los cuatro cadáveres fueron enviados al forense del condado de San Bernardino, donde no se ofreció información adicional. Tres heridos de gravedad se encontraban hospitalizados en Las Vegas.

Johana, la única que salió ilesa, viajó con Vázquez a Los Ángeles para reunirse con su esposo.

La sobreviviente contó que salió de Guatemala el 13 de marzo junto con otras seis personas, y tras dos semanas de travesía por México cruzaron la frontera hacia Houston, donde permanecieron tres días en un hotel.

Dijo que en cada lugar que llegaban era una persona diferente quien se hacía cargo de la operación del traslado, pero que en Houston una mujer fue quien la mandó en la camioneta a Los Ángeles y quien el lunes le llamó para advertirle que no dijera nada porque sabían dónde se encontraba.

Minutos antes de que se volcara la camioneta, mencionó Johana, le pidieron al chofer que se detuviera porque lo veían muy cansado luego de 15 horas de haber estado manejando.

“Ya he hecho esto varias veces, en unas dos horas más ya estaremos en Los Ángeles”, fue lo que les dijo el chofer.

El accidente ocurrió el domingo 31 de marzo alrededor de las 3:30 de la tarde, pero a decir de Aurora Samperio, vocera del Consulado de Guatemala en Los Ángeles, ni ellos ni las autoridades consulares en Arizona han sido notificados.

“Eran puros chamaquitos”, dijo Johana sobre los muertos y que solo supo que uno de ellos se llamaba Mateo León, de Guatemala.

Una hondureña de 26 años de edad está entre los lesionados trasladados a Las Vegas, dijo la sobreviviente. Otra de las víctimas mortales fue identificado como Guillermo Alexander García, de 27 años de edad, quien a decir de su cuñado pagó $5,500 dólares al “coyote” por traerlo desde Guatemala.

View Needles Fwy in a larger map