Ahorra aun cuando pagas

Si ya hiciste tu declaración de impuestos y recibirás un gran reembolso, significa que están sacándote mucho dinero de tu cheque y que estás haciéndole un préstamo libre de intereses al Gobierno. Si, por el contrario, te están sacando poco dinero de tu salario, podrías ser penalizado. Tu deber es pagar 90% de lo que le debes en impuestos, antes de que termine el año o una cantidad igual al 100% de lo que pagaste el año anterior.

? Cada dólar de tu ingreso no paga la misma tasa de impuesto. Esto se debe a que porciones del ingreso que ganas cae en diferentes categorías o “brackets” y pagan una tasa fiscal diferente. Esa categoría de impuesto determina cuánto deberás pagar en ingresos por inversiones como certificados de depósitos (CDs) o fondos money market. Por lo general, el primer dólar que ganas pagará una tasa menor que tu último dólar.

? Aún si envías tu declaración antes del 15 de abril, pero no pagas el impuesto que debes, podrías recibir una penalidad de pago tardío. Lo mismo aplica si solicitaste una extensión: esto sólo te permite enviar tu declaración después de la fecha límite, pero es necesario enviar el pago de tus impuestos del 15 de abril. Si realizas un pago parcial, podrías pagar intereses en el balance pendiente.

? Debes pagar un estimado de tus impuestos si:

1. trabajas por tu cuenta

2. esperas grandes ganancias de inversiones o por la venta de una propiedad

3. si no te han sacado impuestos suficientes para cubrir lo que deberás pagar en ingresos adicionales.

? Tu ingreso bruto ajustado (AGI) es el total de tu ingreso menos algunas deducciones como contribuciones a tu IRA, pagos de pensiones conyugales o primas a una cuenta de ahorros de salud. Ese ingreso determina si eres elegible o no para recibir concesiones de impuestos. Por otra parte, tu ingreso tributable es tu AGI menos las exenciones y deducciones. Mientras menor sea tu ingreso tributable, menor será el pago de tus impuestos.

? Un crédito es mejor que una deducción. Un crédito es una reducción dólar-por-dólar de los impuestos que debes: un crédito de $100 significa que pagarás $100 menos en impuestos, pero una deducción reduce los impuestos que debes, pero por un por ciento de cada dólar. Si, por ejemplo, estás en el rango de impuestos o “tax bracket” del 25%, una deducción de $100 significa que pagarás $25 menos en impuestos.