EEUU rechaza apoyar tregua de pandillas en El Salvador

EEUU echazó apoyar la tregua de pandillas o el plan pacificación que se intenta relanzar en El Salvador para disminuir la violencia, afirmó la embajadora estadounidense
EEUU rechaza apoyar tregua de pandillas en El Salvador
La tregua entre pandillas salvadoreñas está fracturada.
Foto: Archivo

San Salvador.- Estados Unidos rechazó apoyar la tregua de pandillas o el plan pacificación que se intenta relanzar en El Salvador para disminuir la violencia, afirmó este jueves la embajadora estadounidense acreditada en este país, Mari Carmen Aponte.

“Los Estados Unidos no está involucrado con los esfuerzos de la tregua, ni involucrado en los esfuerzos que se están llevando ahora”, señaló Aponte a periodistas tras participar en una actividad con la Cámara Americana.

“Nosotros no tenemos planes de estar activos en ese diálogo. Sí estamos activos en los planes de prevención“, en El Salvador, refirió la diplomática.

La seguridad es vital en el proceso del Asocio para el Crecimiento, en el que ambos países trabajan, aunque enfocado en la prevención de jóvenes en riesgo, comentó.

Aponte manifestó que su país vive de cerca la escalada de homicidios y ataques contra la Policía Nacional Civil (PN) ocurridos en las últimas semanas.

Tras la espiral de violencia que enfrenta El Salvador, el gobierno actual y del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, llamaron el miércoles a relanzar, en lo que dio en llamar un Plan Pacificador contra la violencia y en la han involucrado a las iglesias, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en general.

Un día antes, los mediadores de la tregua entre pandillas, el obispo católico y Raúl Mijango, pidieron reactivar el proceso que se ha visto desactivado con el cambio de las autoridades en el área de la seguridad desde finales de 2013 y que en consecuencia se ha desatado una ola de crímenes.

El ministro de Seguridad pública, Ricardo Perdomo, expresó el miércoles tras sostener una primera reunión con representantes de la sociedad, que será una comisión de sectores sociales la que decidirá si se involucran a las pandillas en este proceso.

“Será la comisión la que decida cómo y cuándo se dialogará con las pandillas, pero debe quedar claro que esto no es una negociación entre la sociedad y las pandillas”, reiteró el funcionario.

La mayoría de los salvadoreños rechazan que las autoridades negocien con las pandillas, que mantienen de rodillas a la población, aunque algunos analistas consideran que el Estado debe de involucrarse en ellos para sacar adelante al país.

El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, quien participó en el encuentro con Perdomo, admitió que existe un desencuentro entre los mediadores de la tregua y el gobierno.

Por su parte, Colindres y Mijango que busca relanzar la debilitada tregua, aclararon que no están pidiendo del gobierno que negocie con pandillas, sino que los apoyen con programas de prevención.

Mientras las partes intentan soluciones al delicado tema, tres civiles miembros de una misma familia fueron acribillados por presuntos pandilleros que los atacaron con armas de grueso calibre desde un vehículo en Zacatecoluca, en departamento de La Paz, confirmó la policía.