Un rotundo NO al racismo

La lucha contra el racismo siempre ha estado presente en la historia de este país, y hay algunos que todavía opinan que su erradicación aún está lejos de materilizarse en nuestra sociedad.

No hay muchos argumentos para rebatir lo anterior cuando presenciamos el debate público de estos días.

Primero, Cliven Bundy, un ranchero de Nevada, desató una torrencial crítica nacional, al declarar que los “negros vivían mejor como esclavos”.

Ahora, el dueño de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, se ve envuelto en un escándalo al difundirse un audio en donde supuestamente le menciona a una mujer en repetidas ocasiones que no suba en su cuenta de Instagram una foto de ella al lado de afroamericanos ni los lleve a los partidos de su equipo. También arremete contra otras minorías.

Este tema no es ajeno a los latinos.

El mismo Sterling ya fue investigado por prácticas racistas. En 2009, tuvo que pagar $2,730,000 debido a que se negaba rentar apartamentos a latinos, afroamericanos y familias con niños en el área de Koreatown.

Todo esto es preocupante. En el Staples Center trabajan numerosos empleados latinos y a los partidos asisten centenares de latinos.

Estos hechos deben de recordarnos que los incidentes con tintes racistas no deben ser tolerados. Este país en general, y Los Ángeles en particular, son ahora más diversos que nunca antes en la historia.

Promover las buenas relaciones entre los diferentes grupos étnicos es algo por lo que ha luchado esta sociedad a lo largo de los años.

Desde el presidente Barak Obama hasta el alcalde Eric Garcetti han dejado en claro que esos comentarios no tienen lugar en este país. La NBA ya anunció una investigación al respecto, tendrá que ser eficiente y rápida, los angelinos y el resto de los estadounidenses la merecemos.