¿Llegó el final de Charles Rangel en el Congreso?

El legislador busca la reelección, aunque ya no cuenta con el apoyo y el poder de recaudación de años pasados
¿Llegó el final de Charles Rangel en el Congreso?
El congresista demócrata de Nueva York, Charles Rangel, quiere permanecer en el cargo luego de 43 años.
Foto: Getty

Atrás quedaron los días en los cuales el congresista demócrata de Nueva York, Charles Rangel, era intocable y lograba reunir más de $5 millones para su campaña. Ahora, luego de 43 años en el Congreso, el dinero y el apoyo para la primaria de su partido se han convertido en un desafío.

No está claro si Rangel logrará sobrevivir la elección interna contra su competidor Adriano Espaillat el próximo 24 de junio, ya que la realidad del legendario congresista ha cambiado radicalmente.

Rangel ya no preside el Comité de Medios y Arbitrios, donde el poder y la influencia estaban detrás de su escritorio. A pesar de la censura legislativa sufrida en 2010 ha permanecido en este comité, pero no tiene el rango más alto que le correspondería por su antigüedad

Por otra parte, el que ha sido su hogar y santuario político por décadas: Nueva York, también ha dado un giro. Los demócratas de El Bronx dieron su apoyo expreso a Espaillat. Este era un respaldo clave a nivel local.

Espaillat también ganó el apoyo de la presidenta del Consejo Municipal de Nueva York Melissa Mark-Viverito y del contralor de la ciudad Scott Stringer.

Y aunque Rangel logró el apoyo de legisladores del estado, no está claro si eso será suficiente para compensar la pérdida de respaldo en la base demócrata de la Gran Manzana.

Hasta ahora los senadores por Nueva York, Kirsten Gillibrand y Charles Schumer, han salido en su defensa. De los 20 demócratas que componen la delegación de Nueva York en el Capitolio, sólo Joe Crowley y Gregory Meeks le han dado un fuerte respaldo. Los hispanos en la delegación, Nydia Velázquez y José Serrano, permanecen neutrales.

A su vez, la semana pasada el expresidente Bill Clinton salió en su rescate, una movida esperable luego que el congresista lo apoyara durante su proceso de “Impeachment” en 1990 y luego que respaldara a Hillary Clinton en 2008 durante la primaria presidencial.

Sin embargo, el mutismo del presidente Barack Obama y del alcalde de Nueva York Bill de Blasio, no lo ayudan.

En 2012 Rangel mantuvo su escaño gracias a una diferencia de sólo 2.5% sobre Espaillat. “El congresista parece estar consciente de su vulnerabilidad. Su base política es claramente afroamericana y el distrito que representa ahora es muy diferente al que era durante los años 70. La demografía ha cambiado y ahora tiene un gran número de hispanos”, aseguró Geoffrey Skelley, director asociado de Sabato’s Crystal Ball.

De acuerdo a cifras de la Oficina del Censo un 54.5% de la población del Distrito 13 -que incluye parte de El Bronx y Manhattan- es hispana. “Con una base política reducida se ha vuelto más vulnerable. Un factor que complica su panorama es que el pastor de Harlem Michael Walrond (otro de los competidores en la primaria) puede captar una parte importante de la base política de Rangel”, agregó.

Hasta ahora el legislador ha logrado reunir $705,759 entre enero de 2013 y marzo de 2014. Específicamente durante el primer trimestre de este año el congresista juntó $272,000 mientras Espaillat recabó $230,000.

Consultados por La Opinión, la campaña de Rangel no realizó comentarios sobre el apoyo que ha logrado hasta ahora.