‘Mamá Rosa’ se confiesa: “Soy dura en la vida” (video)

La fundadora del albergue dice que la vejez hizo que omitiera los abusos
‘Mamá Rosa’ se confiesa: “Soy dura en la vida” (video)
La mujer habló tras ser dada de alta por problemas cardíacos.

México — La fundadora del albegue infantil donde presuntamante ocurrían abusos defendió parte de su misión y culpó a la vejez de los hechos ocurridos durante una entrevista con la cadena Univision.

Rosa del Carmen Verduzco fue entrevistada por el periodista León Krauze en la ciudad de Guadalajara. La fundadora del albergue La Gran Familia admitió que su vejez le impidió darse cuenta de los abusos y el maltrato que llevó a las autoridades mexicanas a intervenir la semana pasada esa institución.

“Mis fuerzas menguaron y hubo cosas que no pude vigilar”, dijo la mujer de 79 años.

“Si yo les fallé con omisión de cuidados a los niños no solo me arrepiento, sino que me duele. Y les digo: perdónenme”, apuntó en la primera entrevista que concede tras haber sido dada de alta de un hospital de Zamora.

Verduzco explicó detalles de la vida en el seno de su organización e hizo énfasis en las diferencias entre el mundo de los desposeídos y de los que tienen todo.

Según los testimonios de los internados y más de 150 denuncias presentadas ante la fiscalía federal, en dicho centro se cometían abusos sexuales, maltratos físicos y sicológicos, y estaban privados de su libertad.

“Vivimos en dos mundos diferentes. El mundo que come en Sanborn’s o en los restaurantes famosos y el mundo que come las tortillas frías, los fríjoles, en un piso de tierra”, apuntó.

“Mamá Rosa” justificó los barrotes en las habitaciones del albergue, la falta de higiene, el uso de alimentos caducados y su actitud con los padres de los niños, a los que hacía firmar documentos ante notario para que le cedieran los derechos de los menores.

Interrogada sobre los barrotes en las habitaciones del centro, donde fueron rescatados casi 500 niños y niñas, dijo que los internados no eran santos. “No voy a correr el riesgo de que las embaracen a todas”, señaló.

En una parte de la entrevista, Verduzco dice ser una mujer “dura en la vida” y asegura que “sin disciplina no hay nada“.

En relación a las condiciones de insalubridad del albergue, donde según las autoridades había roedores, cucarachas y chinches, Verduzco indicó que ello no era diferente a lo que pasa en otras casas y preguntó al entrevistador si nunca había visto una rata en su hogar.

Seis colaboradores de “Mamá Rosa” fueron recluidos el fin de semana pasado en una prisión del estado de Nayarit y enfrentan cargos de secuestro, crimen organizado y trata de personas con fines de mendicidad forzosa, mientras que otros dos fueron exonerados.