Incierto debate legislativo

Es probable que el proyecto de la ley de los republicanos extiendan las atribuciones de la Patrulla Fronteriza
Incierto debate legislativo
Los republicanos presentaran una solución para la crisis migratoria de niños migrantes.
Foto: Archivo

En los pasillos legislativos se comentaba el viernes pasado que la bancada republicana de la Cámara de Representantes se apresta esta semana a poner a consideración un proyecto de ley con medidas conducentes a resolver la crisis en la frontera. Recordemos que días atrás el presidente Obama solicitó una asignación de 3,700 millones de dólares para enfrentar el problema.

En el proyecto legislativo que se anuncia, se asignarían un poco menos de 1,000 millones de dólares y se dejaría sin efecto la Ley de Acción para Proteger de protección de las víctimas de Tráfico Humano.

Esa ley aprobada en el 2008 prohibe que los niños y jóvenes de cualquier país, con excepción de México y Canada, sean devueltos a sus países de origen sin que su caso sea resuelto por un juez de immigración. Con la cancelación de esta medida los menores podrán ser repatriados de manera expedita.

En el proyecto de ley republicano se extenderían las atribuciones de la Patrulla Fronteriza, se aumentaría el número de jueces de inmigración y se ordenaría el despliegue de miembros de la Guardia Nacional hacia la frontera.

Por ahora, se cree que se excluiría del plan republicano la iniciativa que pretende dejar sin fondos el programa de acción diferida que beneficia a los jóvenes soñadores. Pero no se descarta que ese proyecto auspiciado por el senador republicano por Texas, Ted Cruz, sea votado de manera separada.

La duda que se plantea es si los republicanos van a ser capaces de poner sobre la mesa los votos suficientes para pasar su proyecto de ley. Se estima que los demócratas votarían de manera unánime en contra de cualquier normativa que pretenda dejar sin efecto la ley del 2008.

Pero los votos en la Cámara de Representantes no son el único problema que enfrenta esta iniciativa, ya que en el Senado se encuentra en proceso también un proyecto que otorgaría 2,700 millones de dólares pero que no incluiría ningún cambio a las leyes.

No sabemos que va a pasar. Lo único cierto es que si las fuerzas políticas en conflicto no se ponen de acuerdo, podríamos llegar al receso de verano sin una solución.

Lo otro que también queda claro es que el juego de la politiquería y la demagogía sigue en apogeo. El Presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, repite cada vez que puede que si llegamos al receso sin una ley que resuelva la crisis de la frontera será culpa del presidente Obama.

Por su parte Nancy Pelosi no se queda atrás al sugerir que es un despropósito tratar de enlazar el tema de los recursos para enfrentar la crisis actual, y la ley de 2008. Asegura la señora Pelosi que lo primero es una asunto de vida o muerte, y que lo segundo es un tema que debería resolverse en un proyecto de Ley amplio de reforma migratoria comprehensiva.

¿Veremos humo blanco antes del receso de verano? Difícil de pronosticar.

?>