Mordida por un orangután

Estudiante pierde un dedo tras el ataque en zooloógico mexicano

Guía de Regalos

MÉXICO (EFE).— Una joven estudiante de veterinaria que colabora en el zoológico de Chapultepec, en Ciudad de México, perdió un dedo tras ser mordida por un orangután, informaron ayer las autoridades capitalinas.

La Alcaldía de Ciudad de México señaló en un comunicado que la joven Carolina Hernández, que realiza su servicio social en el zoológico, “sufrió un accidente al introducir la mano derecha para acariciar la cara de un ejemplar de orangután macho, en su recinto del bioma tropical”.

El comunicado detalló que la estudiante decidió meter la mano en el enrejado para acariciar al animal después de haber colado la alfalfa por fuera del albergue del orangután, con el argumento de que otra compañera lo había hecho antes y que no le haría daño.

No obstante, “el orangután tomó su mano y la jaló”, y cuando los demás trabajadores intentaron que el animal la soltara, este se puso nervioso y la mordió.

Las autoridades indicaron que la estudiante recibió los primeros auxilio por parte de protección civil y fue trasladada a la Cruz Roja.

Más tarde, al estudiante fue llevada al Hospital General Siglo XXI, donde los médicos no pudieron realizarle un injerto en el dedo medio de la mano derecha, “debido al mal estado de la falange”.

Las autoridades aseguraron que la estudiante de veterinaria “pasó por alto los protocolos de seguridad establecidos en el Zoológico de Chapultepec al introducir la mano para acariciar o tocar directamente al ejemplar”.

Agregaron que los estudiantes que prestan el servicio social reciben una capacitación directa de los coordinadores médicos y biólogos encargados de cada área.

Asimismo, indicaron que los jóvenes firman el reglamento interno que señala las condiciones que evitan “poner en riesgo su salud e integridad física así como la de otros”.