Madre publica fotos de su hijo muerto para emplazar a “bullies”

Dylan Stewart (12) se ahorcó al no soportar las agresiones por parte de otros estudiantes
Madre publica fotos de su hijo muerto para emplazar a “bullies”
"Si ayuda a salvar la vida de otro niño, entonces hemos logrado algo...", indica la madre de Dylan sobre la publicación de la foto.
Foto: Internet

En un escenario ideal, Dylan Stewart, debería estar disfrutando de los años más prometedores y felices de su vida. Pero la imagen que el mundo guarda de este joven de 12 años muestra una realidad completamente distinta: Stewart muerto en una cama del Birmingham Children’s Hospital con tubos de oxígeno en su nariz y cables en su cabeza.

El adolescente fue hallado inconsciente en su habitación el pasado 22 de abril. El suicida se ahorcó agobiado por el acoso por parte de compañeros de clase de la escuela Lakeside Academy en Telford, Shropshire.

Ocho días después, murió en la institución médica. Amanda, madre del chico, tomó la decisión de fotografiar a su hijo mientras yacía en la cama del hospital y colocar la imagen en redes sociales con la frase: “Miren lo que hicieron”, esto en clara referencia a los acosadores.

“Si ayuda a salvar la vida de otro niño, entonces hemos logrado algo. Yo no quiero que otros padres sufran como nosotros”, indicó esta semana Amanda en entrevista con The Telegraph.

“Los abusadores ‘bullies’ necesitan saber el impacto que sus acciones pueden tener; esto ha tenido consecuencias catastróficas para nuestra familia y nosotros queremos que ellos vean lo que han hecho”, agregó la madre.

“Ningún padre debería enterrar a su propio hijo; nada puede traer de vuelta a Dylan, pero esperamos que esto envíe un fuerte mensaje”, destacó la progenitora.

LEE TAMBIÉN:

Se suicida joven en Minnesota por acoso tras video porno

Menor que se suicidó en Florida sufrió acoso por un año

Adolescente acosada deja nota escalofriante antes de suicidarse

La batalla de Stewart comenzó en enero pasado cuando llegó nuevo al plantel escolar.

El muchacho sufrió agresiones físicas en varias ocasiones. En uno de los ataques, antes del suicidio, la víctima fue abordada por siete chicos en una parada de autobús, reveló la mujer.

Aunque el incidente fue reportado a la Policía, no hubo arrestos y los involucrados tampoco fueron suspendidos.

La madre también relató a la publicación que a su hijo lo llamaban “Downey” de manera despectiva, esto en referencia al síndrome de Down, aunque no sufría la condición.

“Antes de que empezara la escuela, él era extrovertido; él siempre estaba en su bicicleta, pero después eso cambió y se volvió más retraído en comparación como era antes”, aseguró Amanda.

Las autoridades iniciaron una investigación sobre las circunstancias que culminaron en la muerte del menor.