Obama podría no cumplir con orden ejecutiva a favor de migrantes

Un portavoz de la Casa Blanca dijo que el presidente podría no actuar como había prometido durante el verano
Obama podría no cumplir con orden ejecutiva a favor de migrantes
El plazo que Barack Obama se había dado para realizar una orden ejecutiva se ha difuminado.
Foto: Archivo

A finales del mes de junio, Barack Obama aseguró al público estadounidense que trabajaría para concretar una orden ejecutiva que resguardaría a millones de indocumentados; una meta que tenía previsto alcanzar antes que acabara el verano.

Un mes después, justo al cierre de la temporada calurosa, Obama aún no ha actuado como había prometido, y según un portavoz de la Casa Blanca, es probable que no cumplirá dentro del plazo al cual se había comprometido.

Amplía al respecto la agencia EFE:

“El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, confirmó que ese plazo se ha difuminado, tal y como sugirió el propio Obama en una conferencia de prensa el pasado jueves, cuando evitó reiterar su promesa de actuar antes de que acabe el periodo estival.

“Es difícil para mí, al menos en este momento, establecer conclusiones claras sobre cuál será el momento del (anuncio del) presidente”, dijo Earnest durante su conferencia de prensa diaria.

“Hay una posibilidad de que sea antes de que acabe el verano; y hay una posibilidad de que sea después del verano”, agregó.

Según varios informes de prensa, la Casa Blanca está considerando retrasar el anuncio de acciones ejecutivas por temor de que perjudiquen a algunos candidatos demócratas, que podrían perder su escaño en el Senado en las elecciones legislativas de noviembre.

Earnest no confirmó esos informes, pero subrayó que Obama “no está preocupado por los aspectos políticos” de su decisión en materia de inmigración.

“Hay muchos analistas políticos que juzgarán el impacto que puede tener una decisión como esta en las elecciones, quiénes serán los ganadores, quiénes serán los perdedores y cómo repercutirá esto entre las diferentes comunidades. Pero eso no es en lo que está centrado el presidente, sino en resolver problemas”, añadió.

El portavoz respondió así a la pregunta de si un retraso en el anuncio de Obama sobre inmigración supondrá una pérdida de apoyo de los votantes hispanos en las elecciones de noviembre.

Recordó que Obama sigue esperando una acción de los republicanos en el Congreso para arreglar el sistema de inmigración con una reforma, y subrayó que, aunque el plazo para actuar se flexibilice, el mandatario sigue decidido a tomar medidas por su cuenta.

El presidente está determinado a actuar. Eso no ha cambiado y no cambiará”, subrayó Earnest.

Obama no ha recibido aún las recomendaciones que encargó en junio al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, y al secretario de Justicia, Eric Holder, sobre cómo ejorar ciertos aspectos del sistema migratorio sin el beneplácito del Congreso.

No obstante, la Casa Blanca ha mantenido desde julio más de veinte sesiones con todo tipo de actores interesados en algún tipo de cambio al sistema de inmigración.

Las opciones que podría tomar Obama van desde extender el alcance del programa de Acción Diferida (DACA), que protege a jóvenes indocumentados de la deportación, hasta ampliar el número de tarjetas de residencia (“green cards”) que se conceden al año en el país, según varios informes de prensa.