Yankees apaleados en casa

Medias Rojas se destaparon con tres jonrones y dañaron las aspiraciones de playoffs en El Bronx
Yankees apaleados en casa
Masahiro Tanaka, de los Yankees de Nueva York. Foto: Getty Images

gustavo.martinez@eldiariony.com

La última serie en casa de Derek Jeter contra Medias Rojas de Boston arrancó muy mal.

El Medias Rojas de Boston se sirvió con la cuchara grande y aprovechó una desastrosa salida del abridor Shane Greene, que concedió tres jonrones, para que Yankees fuera masacrado 9-4 anoche en El Bronx.

Así el buque Yankee que aspira llegar a las playas de los playoffs extendió a tres sus derrotas consecutivas en pleno cierre de la carrera por un boleto de comodín en la Liga Americana.

Daniel Nava, Xander Bogaerts y Mookie Betts conectaron un palo de vuelta entera cada uno para consolidar una ventaja temprano en el partido que ya no perderían nunca.

Greene (4-2) apenas aguantó dos entradas y dos tercios en los que permitió seis hits, seir carreras, tres boletos y dos jonrones.

Como termómetro de su actuación se puede utilizar el primer inning que fue de pesadilla ya que necesitó 31 lanzamientos para sacar adelante su marcha aunque ya cargaba con dos carreras en contra.

La renovada ofensiva del BoSox agredió desde la primera entrada cuando Yoenis Céspedes conectó un doble al jardín izquierdo que trajo la primera carrera del partido en las espuelas de Mookie Betts.

Mike Napoli impulsó la segunda con un elevado de sacrificio al central que remolcó al Big Papi, David Ortiz, a la registradora.

En la tercera entrada, Daniel Nava pegó su tercer jonrón de la temporada y trajo a casa tres carreras más que ampliaron la ventaja del Boston 5-0.

Dos turnos después vino el arubeño Bogaerts con otro cuadrangular solitario que puso el asunto en 6-0 para Boston, una ventaja que una pobre ofensiva de los Mulos no remontaría.

A pesar de la derrota, el que siguió brillando fue el venezolano Martín Prado, que en la cuarta entrada descontó por Yankees con un solitario cuadrangular, el quinto que pega desde que llegó a El Bronx, que se perdió entre las gradas del jardín izquierdo.

La victoria fue para Joe Kelley (1-1) en labor de seis entradas dos tercios con cinco imparables, tres carreras, cuatro pasaportes, seis ponches y un jonrón.

Se hunde el barco

Con tres derrotas consecutivas, Yankees comienzan a ver oscura la posibilidad de llegar a la postemporada como uno de los comodines de la Liga Americana, donde pierde terreno ante Cleveland y Seattle.