Legisladora pide investigar muertes en la frontera

Lucille Roybal-Allard exige que CBP rinda cuentas por uso excesivo de fuerza de sus agentes
Legisladora pide investigar muertes en la frontera
La CBP prometió mejorar la transparencia y rendición de cuentas de sus agentes hace casi dos años. En general, no ha habido mucho progreso, revela reporte que analizó datos internos de la agencia (Foto archivo)
Foto: Archivo

Washington.- La legisladora demócrata por California Lucille Roybal-Allard busca una investigación independiente de al menos 28 muertes en la frontera desde 2010 a manos de la Patrulla Fronteriza, ante los continuos problemas de transparencia que padece la agencia.

Es “imperativo” que la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) rinda cuentas y esté “a la altura de las normas de otras agencias policiales”, dio Roybal-Allard.

La congresista, que representa al distrito de Commerce, cree que también el Congreso debe tomar medidas que fortalezcan las normas federales para responder a quejas de uso excesivo de la fuerza en la frontera sur.

Roybal-Allard hizo esas declaraciones a raíz de un informe reciente del Centro para Periodismo de Investigación que criticó la credibilidad y los mecanismos de la CBP para investigar incidentes.

Hace seis meses, la CBP prometió mejorar la transparencia y rendición de cuentas de sus agentes, en particular por el uso excesivo de la fuerza contra inmigrantes indocumentados.

Según informes de prensa en Arizona, desde 2004 al menos 46 personas han muerto a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza, incluyendo unos 15 estadounidenses pero, hasta ahora, ninguno ha sido disciplinado o despedido.

La oficina de CBP en Washington no ha confirmado ni desmentido esos informes de prensa.

Pero la agencia ha estado en la mira de grupos defensores de los derechos civiles y grupos pro-inmigrantes por el uso de la fuerza letal incluso contra inmigrantes desarmados que huían de los agentes para evitar arresto.

A principios de año, la CBP divulgó un análisis sobre sus prácticas del uso de la fuerza, y concluyó de forma preliminar que muchos de los casos no eran justificados.

La CBP dijo la semana pasada que, de un total de 876 quejas e incidentes de presuntos abusos delineados en sendos informes, 155 quejas serán revisadas de nuevo como parte de una investigación sobre el uso de la fuerza.

En la actualidad, el personal de asuntos internos de la CBP no tiene autoridad para investigar posibles delitos cometidos por los agentes fronterizos. El Departamento de Seguridad Nacional sopesa posibles cambios para darle esa autoridad a la CBP.