México y Texas en guerra de palabras por militarización fronteriza

Llueven críticas de ambos lados tras el envío de la Guardia Nacional a la frontera
México y Texas en guerra de palabras por militarización fronteriza
El gobernador Rick Perry reforzó la seguridad para frenar el paso de indocumentados.
Foto: Archivo

México.- Sea por entrevistas o a través de comunicados de prensa aquí y allá, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el gobernador texano Rick Perry están enfrascados en una guerra de palabras defendiendo cada uno su postura sobre el envío de la Guardia Nacional estadounidense a la frontera con este país.

En el más reciente posicionamiento difundido hace unas horas en un boletín oficial del consulado de México en Austin, Texas, el gobierno mexicano prácticamente llamó “desubicado” al político texano por ignorar “los mecanismos apropiados para atender problemas comunes”.

Para ello, recordó, existen acuerdos tales como la Iniciativa Siglo XXI para compartir información que agilice los flujos seguros y ordenados de bienes y personas” y el combate a criminales trasnacionales.

“Sólo a través de la coordinación y cooperación se tendrá una frontera segura, próspera y eficiente”, puntualizó. “México es respetuoso de las decisiones soberanas de los países y los Estados, pero la Guardia Nacional en Texas no contribuye a crear confianza”.

Previamente, Perry difundió por comunicación institucional su postura sobre comentarios del mandatario mexicano, quien, en una entrevista calificó de “condenable”, “desagradable” y “reprobable” el envío de militares a territorio texano.

Perry dijo que su Gobierno no es “retórico” y que su decisión es “un reto” ante “el fracaso del Gobierno mexicano” para asegurar la frontera o desplegar los recursos necesarios para combatir el crimen.

Entre octubre de 2013 y julio de este año, alrededor de 57 mil niños indocumentados ingresaron a Estados Unidos sin la compañía de un adulto, principalmente por Texas- y rebasaron al sistema de atención para este tipo de casos.

El subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Jorge Alcocer opinó el miércles que los comentarios de Perry “no están sustentados en la realidad” y que la decisión de éste “no es un tema de seguridad, sino de otro tipo”.