El enterovirus paraliza a niño de Los Ángeles

Otro caso se detectó en un menor de Long Beach

@Yorshmore

Un niño residente de Los Ángeles quedó paralizado de pies y brazos al ser atacado por el enterovirus D68 (EV-D68), que ha puesto en alerta a las autoridades de salud., ya que desde mediados de agosto se han reportado 500 casos similares en 42 estados del país.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles (DPH) confirmó este miércoles que se trata de un caso de enterovirus D68 (EV-D68).

El niño, de entre 5 y 10 años de edad, desarrolló debilidad aguda de las extremidades luego de que a finales de agosto sufriera una infección respiratoria.

La doctora Grace Aldrovandi, jefa de la división de enfermedades infecciosas del Hospital Infantil de Los Ángeles, donde estuvo internado el niño, explicó que este virus se presenta como un resfriado común con síntomas de infección grave que provoca dificultades para respirar y hablar. “Rara vez causa parálisis, son casos extremadamente raros, por eso la comunidad médica está preocupada, porque no sabemos por qué”, mencionó Aldrovandi.

El doctor Jeffrey Gunzenhauser, jefe interino del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles, recalcó que los enterovirus son muy comunes y en la mayoría de los casos no desarrolla una enfermedad grave.

La salud del niño afectado por el EV-D68 en Los Ángeles ya está mejorando, aseguraron los doctores.

La población más vulnerable al enterovirus son bebés, niños y adolescentes que aún no han desarrollado sus defensas a gérmenes.

A decir del doctor Gunzenhauser, el 75% de las personas infectadas tienen historial de asma o problemas respiratorios.

Los casos más graves de EV-D68 pueden provocar enfermedades neurológicas como la meningitis viral y parálisis de las extremidades.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) el enterovirus se presenta con más frecuencia a finales de verano y principios de otoño y se propaga por el estornudo o tos de la persona infectada estornuda, o al tocar superficies contaminadas.

Otro caso de EV-D68 fue reportado en el Hospital Infantil Miller de Long Beach mientras que las autoridades de salud del estado confirmaron un caso más en Ventura y tres en San Diego

http://www.laopinion.com