Calderón siembra esperanza en Knicks

Guardia español se presenta como un mejor elemento en el cuadro bajo del cinco del Garden
Calderón siembra esperanza en Knicks
El español José Calderón es el nuevo base armador de los Knicks de Nueva York. Foto: Getty Images / archivo

Los Knicks renovados debutaron en el Madison Square Garden, dando una muestra del sabor hispano que el equipo tendrá en la temporada de la NBA que está por empezar.

Y no que los muchachos del nuevo entrenador Derek Fisher vayan a ser de pocos puntos y derrotas constantes—el Cinco de Broadway cayó 81-76 ante los Raptors de Toronto—, sino que por primera vez se vio en Nueva York al nuevo base armador de la escuadra, el español José Calderón.

El veterano ibérico pronto ha generado grandes expectativas al ser la firma de mayor prestigio en los primeros meses del mandato del legendario Phil Jackson en la presidencia de los Knicks.

También porque su llegada le pone fin al tormentoso episodio que hasta la temporada pasada se llamó Raymond Felton en esa misma posición.

Calderón se sumó a los Knickerbockers para manejar la afamada ofensiva del triángulo que Jackson piensa implantar en un equipo que hasta la campaña anterior jugaba rezando a que cayeran triples y que los egos dentro del vestuario salieran en harmonía.

En los pocos minutos que ha jugado, el español ha comenzado a demostrar sus talentos, principalmente a la ofensiva. En los tres partidos que van en esta pretemporada, está promediando alrededor de 15 minutos con 8.6 puntos y 3 asistencias por encuentro.

Su mejor partido fue el del sábado ante Celtics de Boston, en el que montó todo un show ofensivo al anotar siete puntos consecutivos para despertar a la adormecida ofensiva de los Knicks que remontó para ganar el partido 96-80.

Quizás su estadística no impresiona, pero hay que entender que esto apenas comienza y no todos corren al mismo paso especialmente cuando se estrena un nuevo sistema, como el mismo estelar Knick Carmelo Anthony reconoció.

“Cuando aplicamos el sistema, hicimos lo que quisimos”, dijo ‘Melo’ a los medios tras la derrota del lunes. “Algunos jugadores lo conocen mejor que otros. Tenemos que llegar a ese punto en el que todos estamos en la misma página”.

Ejecutar el sistema no será la mayor dificultad de Calderón, de quien se espera ayude a resucitar la carrera del alero italiano Andrea Bargnani, con quien jugó siete temporadas en Toronto y quien fue una pobre adición al equipo la temporada anterior tras estar limitado por las lesiones.

“No sé si el equipo mejora sera gracias a mí. Yo estoy tratando de hacer lo mejor para que lleguemos lo más lejos posible. Esto es cuestión de cada posición y no sólo una”, declaró Calderón a los medios.

Y mientras intenta consolidarse en un ambiente tan hostil como lo es Nueva York, su exentrenador en Toronto, Dawne Casey, se tomó el tiempo para llamarlo “hermoso”.

“Él es uno de los líderes más hermosos que he tenido a mi alrededor”, manifestó Casey a la prensa. “Es un hombre hermoso, muy conocedor. Siempre lo molesto preguntándole si quiere dedicarse a ser entrenador después de su retiro. Ojalá sea más inteligente y no haga eso. Le iría major si se dedicara de lleno a su negocio de jamones en España”.