Candidatos intensifican campañas en Brasil

Aécio Neves y la actual presidenta y candidata a la reelección Dilma Rousseff se verán en las urnas el próximo domingo

Guía de Regalos

Candidatos intensifican campañas en Brasil
Los brasileños elegirán a su próximo presidente el 26 de octubre.
Foto: EFE

La campaña electoral por la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas inició hoy su recta final, con los dos candidatos intensificando sus propuestas a menos de una semana que Brasil elija a su próximo jefe de Estado.

El socialdemócrata Aécio Neves y la candidata a la reelección Dilma Rousseff se enfrentaron anoche en un penúltimo debate televisivo antes de la votación el próximo domingo, cuando más de 142 millones de brasileños están llamados a las urnas para elegir al presidente a partir de 2015.

Los temas principales fueron la lucha contra la corrupción, en un país que vive actualmente el destape de una de las mayores tramas de desvío de dinero público de la última década por medio de la petrolera estatal Petrobras, lo que afectó a la campaña de Rousseff.

El otro gran asunto es el estancamiento del crecimiento económico de la séptima economía del planeta y la mayor de América Latina, para quien el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento de apenas 0.3% para este año.

En una campaña para la segunda vuelta presidencial marcada por los ataques personales y el equilibrio persistente de la intención de voto en las encuestas, todo indica que la elección estará muy disputada y será decidida por pocos votos.

Neves, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centro), propuso anoche una regeneración de la economía brasileña y medidas para combatir la corrupción, al tiempo que reiteró que no retirará las ayudas sociales a los 14 millones de familias brasileñas que reciben pensiones alimentarias.

Rousseff, cuya esperanza para la reelección es lograr el mayor número de votos posibles en los estados más favorecidos, en especial el nordeste, defendió sus cuatro años de gestión y pidió apoyo para seguir con sus políticas sociales que sacaron de la pobreza a 36 millones de personas en una década.

Los sondeos apuntan a una situación actual de empate técnico: Neves tendría el 51 por ciento de la intención de voto por 49 por ciento de Rousseff, según el último sondeo del Instituto Datafolha, del 15 de octubre.

Una ligera ventaja que, sin embargo, queda neutralizada por el margen de error de dos puntos del estudio, que confirmó la tendencia de otros sondeos publicados esta semana.