Fútbol local: Premio a la constancia en Liga Estudiantes del Guayas

El equipo había perdido con anterioridad seis finales y después de tanto drama en la séptima llegó la vencida

Guía de Regalos

Fútbol local: Premio a la constancia en Liga Estudiantes del Guayas
Paolo Guerrero, arquero del Naranjal, fue el mejor jugador del partido.
Foto: FOTO WILSON MUÑOZ

En el ámbito popular se utilizan refranes para dar ánimo a alguien o dárselo a uno mismo a la hora de conseguir un objetivo deseado después de varios intentos fallidos, tales como: “A la tercera va la vencida” o “No hay quinto malo”. Sin embargo, en el caso del equipo Naranjal habría que inventar uno que diga: “después de sexto viene la gloria”. Y, es que, el flamante campeón de la Liga Estudiantes del Guayas, tuvo que llegar a su séptima final para lograr el máximo galadón luego de seis intentos fracasados.

Naranjal con justo merecimiento ganó el título el pasado fin de semana tras vencer 1-0 a Galápagos en un partidazo digno de una final.

Ambos equipos lucharon desde el pitazo inicial por alcanzar la victoria con jugadores desequilibrantes como Douglas Narváez (Naranjal) y el exAucas Dennis Reyes (Galápagos). La anotación llegó en la postrimerías de la segunda parte mediante un autogol del defensor Pachay.

Sin embargo, la figura del cotejo fue el portero Paolo Guerrero, de Naranjal, quien realizó dos salvadas espectaculares que ahogaron el grito de gol de los fanáticos que asistieron a la cancha 5 del parque de Flushing, Queens.

Guerrero, exguardameta del Barcelona Sporting Club, sacó dos pelotas de gol donde las “arañas tejen su nido”, según el argot tribunero.

El triunfo del equipo Naranjal fue justo premio a una excelente campaña y al esfuerzo de su fundador Luis Argudo, quien es oriundo del cantón Naranjal (55 mil habitantes) perteneciente a la provincia del Guayas, Ecuador.

“Ha sido un gran alivio y un regalo para una sufrida hinchada. Siento tantas emociones que no tengo palabras como expresarlas”, dijo Argudo, quien dirige el plantel.

El Club Naranjal, en su historial de 13 años, había perdido en seis finales: La Barra (2), Galápagos, Emelec, Juvenil Platense y Manta FC.

Los integrantes de Galápagos ganadores del título el año anterior, aplaudieron a los flamante campeones, en un gesto muy noble y de enorme valor deportivo.

El América NY alcanzó el tercer lugar de la Liga al derrotar en definición de penales 4-1 a Estudiantes del Guayas.