Celebran final de videojuegos en un estadio ante 40 mil espectadores

El juego League of Legends causa furor en Corea del Sur; se entregó un premio de 1 millón de dólares al equipo campeón
Sigue a La Opinión en Facebook
Celebran final de videojuegos en un estadio ante 40 mil espectadores
El Sangam Stadium de Seúl también fue sede del Mundial de fútbol en 2002.
Foto: Twitter

Una multitud de más de 40 mil personas llenaron este fin de semana el Sangam Stadium de Seúl (Corea del Sur), un estadio que ya albergó las semifinales del Mundial de fútbol en 2002. Pero no se reúnen para ver un partido de fútbol, ni siquiera para disfrutar de un concierto musical. Todas esas personas se reunieron para ver la final de un torneo de videojuegos.

Aunque pueda parecer sorprendente, la industria de los videojuegos está creciendo a un ritmo veloz. Especialmente el afamado League of Legends, de la compañía Riot Games. Con más de 70 millones de jugadores en computadores por todo el mundo, este juego celebró esta semana su cuarto campeonato del mundo anual. El precio para el equipo campeón: nada menos que 1 millón de dólares. En 2011, fecha del primer campeonato mundial que se celebró, el premio para el ganador fue de 50 mil dólares.

Se trata de un videojuego gratuito de estrategia en el que dos equipos de cinco jugadores cada uno se miden por derrotar al otro. Cada año, los mejores conjuntos de todo el mundo se miden para dirimir un campeón. Este año, el equipo Samsung Galaxy White, de Corea del Sur, se alzó con el título tras vencer al Star Horn Royal Club de China.

En Corea del Sur, sede de las últimas finales del League of Legends, los videojuegos, también llamados ‘e-sports’, son tan populares como el fútbol o cualquier otro gran deporte de masas. Se estima que más de 32 millones de personas en todo el mundo vieron la final, una cantidad que rivaliza con la Serie Mundial o las Finales de la NBA.

El gobierno coreano, en vista de este crecimiento en su país, también ha creado un pequeño departamento para legislar este sector, además de promover su profesionalización. Además, se regularon medidas para que estos eventos fueran emitidos por televisión y a través, claro, de la red.

El año pasado, 12 mil personas se dieron cita en el Staples Center de Los Ángeles para asistir a la final del League of Legends. Cifra que se queda pequeña al lado de las 40 mil que acudieron al Sangam Stadium de Seúl.

El apoyo de grandes organismos es cada vez mayor. Por ejemplo, la popular saga FIFA 15 cuenta con el apoyo de la propia FIFA y organiza un campeonato mundial cada año (la Interactive World Cup), en el que el ganador es invitado a la ceremonia del Balón de Oro y se le trata casi como a una de las estrellas del videojuego que él participa.