5 hábitos para ser feliz

5 hábitos para ser feliz
Ser feliz es una actitud interior... y se nota.

Ésta no es una receta mágica para ser feliz. Tal cosa no existe porque la felicidad se construye todos los días, con pequeñas y grandes acciones, y depende de muchos factores: la historia de cada quién, nuestra visión de la vida, los recursos personales y ambientales que tengamos alrededor, etcétera, etcétera.

Sin embargo, enfrentar los vaivenes de la vida con una actitud más positiva es un buen comienzo para que hoy, aquí y ahora, sea un día feliz. Éstas son algunas ideas que puedes practicar a diario, como un hábito, y así programarte para disfrutar la vida tal como es, día tras día.

1. Hoy decide ser feliz. Aunque existen miles de factores que no puedes controlar ni imaginar en tan sólo 24 horas, lo que sí puedes hacer es decidir la actitud con la que comienzas cada día. Todas las mañanas al despertar decide: “hoy viviré este nuevo día feliz y agradecida”, y repítelo como un mantra. Recuerda que nadie puede cambiar tu actitud a menos que tú le otorgues ese poder.

2. No confundas placer con felicidad. Gozar de bienes materiales, dinero, aceptación, admiración son sólo factores que pueden ayudar a sentirte mejor, pero en ellos no está tu felicidad. El placer es pasajero, tarde o temprano termina; la felicidad es un estado dentro de ti que te ayuda a tomar la vida en paz, cualquiera que sea el reto que te ofrezca.

3. Recuerda: la felicidad es interior. Diariamente haz consciente esta idea: nada externo te dará felicidad. Ninguna persona, ningún auto, ninguna cantidad de dinero… ser feliz depende de ti: de tu fortaleza interior, de tu capacidad de compasión, de tu empatía con los demás, de lo que tu ser emana hacia el exterior. Trabaja con tus recursos internos antes de querer cambiar el exterior.

4. Tu felicidad también está en la felicidad de los demás. Cada día intenta hacer feliz a otra persona. El reto es mayor si lo haces con desconocidos: ayudar a un invidente a llegar a su destino, prestar tu mano desinteresadamente, apoyar una causa social. Recibir gratitud más que reconocimiento fortalecerá tu autoestima y tu libertad interior.

5. Cuídate. Tu salud es tu responsabilidad y cuidarla te ayudará a ser feliz. Si estás sana habrá menos cosas de las que preocuparte. Haz ejercicio, come bien, evita relaciones tóxicas. Diariamente cuida tu cuerpo: es la coraza mediante la cual, tu interior se expresa en este mundo.